Foto Referencial

La alimentación holística es un tipo de nutrición cuyo objetivo es no solo la pérdida de peso, sino también la salud integral, ya que percibe a la persona como un todo, y no solo tiene en cuenta aspectos físicos, sino que también persigue el bienestar a nivel psicológico y emocional. 

Por ejemplo, si se opta por la alimentación holística para perder peso, también hay que conocer las causas que han originado la situación de sobrepeso. Pero quizá te preguntes qué compone una dieta holística y cómo ponerla en práctica. La realidad es que este tipo de dieta no prohíbe ningún alimento específico, y el objetivo principal es disfrutar de los beneficios de una alimentaciónequilibrada, haciendo hincapié en productos orgánicos y lo más naturales posible, y rechazando en la medida de lo posible platos procesados y alimentos de escaso valor nutricional.

Foto Referencial

¿Cuáles serían los primeros pasos para seguir una nutrición holística?

  1. Enfocarse en mejorar nuestro estilo de vida.
  2. Dormir mejor: al menos ocho horas y que sea un sueño de calidad.
  3. Mantenerse activa.
  4. Practicar mindfulness, que además puede ayudarnos a reducir la ansiedad por la comida.
  5. Tener relaciones sociales positivas.
  6. Buscar cuál es la raíz de nuestros malos comportamientos.
  7. Y apostar una alimentación sana.

Hábitos saludables y una dieta equilibrada

Foto Referencial

Además, hay que tener en cuenta que la alimentación holística va ligada a un estilo de vida concreto, que busca, como ya hemos dicho, el bienestar integral. Así, este tipo de nutrición se divide en una fase primaria, que hace hincapié en hábitos saludables como realizar ejercicio y pasar tiempo al aire libre, y una fase secundaria, que se ocupa especialmente de la alimentación como tal.

Lea también: Deliciosas cenas saludables con aguacate

Para seguir el método de nutrición holística, es fundamental incluir todo tipo de nutrientes, como hidratos de carbono, proteínas de origen animal y vegetal, vitaminas procedentes principalmente de frutas y verduras, minerales y también grasas saludables. En resumen, este tipo de dieta prioriza la ingesta de alimentos lo más naturales posible con valor nutricional, por ello es en realidad una forma sensata de alimentarse, huyendo de dietas milagro o que prometen resultados inverosímiles sin centrarse en la salud de la persona.

Fuente: Okdiario

Comenta y se parte de nuestra comunidad