Visión borrosa, áreas en blanco o manchas oscuras en el campo visual son algunos de los síntomas más comunes de la Retinopatía Diabética, una de las causas de ceguera en todo el mundo.

Lea También: 5 trucos para un delineado perfecto ¡con herramientas que tienes en casa!

La Sociedad Española de Oftalmología, por el Día Mundial de la Diabetes, señala que un control estricto en los niveles de azúcar en la sangre es la mejor prevención para evitar esa patología.

Según datos del Ministerio de Sanidad en España, solo en ese país, la diabetes afecta a más de seis millones de personas.

En noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una efeméride que desde 1991 quiere concienciar sobre esta patología y los daños que produce en el organismo. A partir de esa fecha, millones de personas en más de 160 países conmemoran la fecha.

Afecta la diabetes a la pérdida de visión? - El blog de Federópticos  Fuentes Najas

La patología se encuentra entre las enfermedades más frecuentes del mundo. Según datos del Ministerio de Sanidad, desde 1993 los datos demuestran que esta ha aumentado de forma significativa en la población.

Derivado de la diabetes, existe un número elevado de personas que sufren ceguera por retinopatía diabética y que se podría haber evitado realizando revisiones oftalmológicas anuales.

La retinopatía diabética se produce por una serie de cambios en los vasos de la retina, señala Salud y Medicina.

En los estados iniciales, las personas no notan ninguna alteración en la visión, pero según avanza la enfermedad suele causar una disminución de la capacidad visual que, en algunos casos, ya no es recuperable. Visión borrosa, áreas en blanco u oscuras en el campo visual, visión nocturna deficiente, notar que los colores se ven atenuados o apagados, pérdida de agudeza visual y un mayor número de manchas o moscas volantes, son algunos de los síntomas más comunes de la Retinopatía Diabética, que, además, afectan a los dos ojos.

Los expertos insisten en que el mejor tratamiento es la prevención, es decir, un control estricto de los niveles de azúcar en sangre, así como medir la tensión arterial, el nivel de colesterol o de triglicéridos, sin olvidar mantener una correcta salud visual mediante examen oftalmológicos periódicos que revelen si es necesario realizar otra serie de pruebas complementarias para un mejor diagnóstico y tratamiento.

Comenta y se parte de nuestra comunidad