El deseo sexual varía naturalmente; el comportamiento tiene subidas y bajadas y avivarlo forma parte de la pareja y de su ímpetu, por mantener despierto ese deseo que nos aproxima a la otra persona y nos libera a través de emociones y estímulos fuertes. Sin embargo, la pandemia de la COVID-19 también ha afectado la vida sexual.

Lea También: Ginseng, la planta milagrosa «entregada por Dios a los humanos»

Todos nuestros hábitos, rutinas y otras actividades se vieron desplazadas por el coronavirus. El distanciamiento y el miedo al contagio también han tenido consecuencias en nuestra manera de socializar.

Los cambios por lo general no han sido muy grandes, pero sí se percibe una disminución de la vida sexual debido a la pandemia. Para empezar, debemos tomar en cuenta la intensidad en el deseo sexual; además intervienen diferentes factores, tanto físicos como psicológicos.

En un momento como el actual, marcado por la ansiedad y el miedo, son muchas las personas que han visto afectados su deseo sexual. De hecho, la crisis sanitaria también afectó nuestra satisfacción sexual.

Dos de cada diez consultados declaran estar menos satisfechos ahora que antes de la pandemia, y esta insatisfacción viene dada por una menor cantidad de sexo. 

Según los encuestados, los motivos que han declarado para haber rebajado la cantidad es que les apetece menos practicarlo y tienen más miedo al contagio. Aún así, un 65% se siente igual que en tiempos prepandémicos, y un afortunado 16% afirma estar incluso más satisfecho ahora, debido a una mayor frecuencia sexual, refiere Objetivo Bienestar.

Sexo consensuado | Publimetro México

Tan solo dos de cada diez solteros encuestados declaran estar satisfechos con su vida sexual. En contraste con los que viven con su pareja un 67% de las personas se sienten satisfechos con su vida sexual. El 56% de los que tienen pareja, pero no conviven también se muestran satisfechos.

Además, la pandemia del coronavirus ha buscado otras maneras de disfrutar el sexo; autoerotismo, introducir juguetes sexuales y el cibersexo. Pequeños trucos que pueden ayudar a mantener el deseo sexual en momentos de pandemia.

Comenta y se parte de nuestra comunidad