Muchas veces nos hemos imaginado un cuerpo diferente. Probablemente lograste mantener la dieta y el ejercicio, pero todavía no logras la figura que quieres. Quizás la liposucción puede ser la solución.

La diferencia de otros tipos de liposucción, la lipo láser es una técnica no invasiva.

La liposucción es un procedimiento quirúrgico en el que se utilizan unas cánulas para remover grasa que se encuentra entre la piel y el músculo.

Para explicarlo de manera más sencilla, lo dividiremos en dos partes:

Liposucción interna. Durante este procedimiento son utilizadas las cánulas.

Para remover la grasa puede ser a través de succión (liposucción tradicional), técnicas de ultrasonido (liposucción ultrasónica) o rayo láser (liposucción láser).

Liposucción externa. Se utilizan unas máquinas que añaden ultrasonido o frío para eliminar la grasa.

Ventajas de la liposucción láser

  • Disminución de los riesgos de la liposucción tradicional.
  • Menor trauma para los tejidos del paciente.
  • Reducción del dolor e inflamación postoperatorios.
  • Reducción de la posibilidad de sangrado.

¿Qué tipo de persona puede hacerse una lipo láser?

Es importante resaltar que es un tratamiento para corregir forma y volumen en zonas localizadas del cuerpo en pacientes que se encuentran en un peso adecuado.

Del mismo modo, el paciente debe disponer de buenos hábitos alimenticios y de ejercicio. Es contraproducente en pacientes con cualquier enfermedad concomitante que suponga un riesgo en el tratamiento.

Lea también: Lipo HD: esculpir el cuerpo en quirófano

Con información de: https://www.enfemenino.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad