Foto Referencial

Frente a la preocupante situación de la COVID-19 en el mundo y tomando en cuenta que las defensas de las personas contagiadas decaen a partir de los tres meses tras la recuperación de la enfermedad, un nuevo estudio cifra en años la efectividad de la inmunidad otorgada por la exposición a la enfermedad.

Lea También: ¡4 ejercicios para levantar el busto!

Ocho meses después de la infección, la mayoría de las personas recuperadas aún tienen suficientes células inmunitarias para defenderse del virus y prevenir las enfermedades, según datos publicados en BioRxiv y referidos por El Español.

«Esa cantidad de memoria probablemente evitaría que la gran mayoría de las personas contraigan una enfermedad hospitalizada, una enfermedad grave, durante muchos años», declara Shane Crotty, virólogo del Instituto de Inmunología de La Jolla que codirigió el nuevo estudio, a The New York Times.

Es probable que los hallazgos sean un alivio para los expertos preocupados de que la inmunidad al virus sea de corta duración y que las vacunas deban administrarse repetidamente para mantener la pandemia bajo control.

La investigación muestra otro hallazgo: Los sobrevivientes del SARS, causado por otro coronavirus, todavía portan células inmunes tras 17 años después de recuperarse, según un estudio realizado en un grupo de 20 adultos.

El marketing digital, una apuesta segura durante la pandemia


El estudio detectó una importante reactividad cruzada en individuos no expuestos, sugiriendo que las personas que han pasado un resfriado provocado por otros coronavirus podrían tener cierta protección.

Los científicos examinaron la respuesta de las células T en muestras de sangre que se habían recogido entre 2015 y 2018, antes de que el SARS-CoV-2 comenzara a circular. Muchos de estos individuos tenían una importante reactividad de células T frente al SARS-CoV-2, aunque nunca habían estado expuestos. Pero es casi seguro que todos habían sufrido al menos tres de los cuatro coronavirus del resfriado común, lo que podría explicar la reactividad cruzada observada.

«Dada la gravedad de la actual pandemia de Covid-19, cualquier grado de inmunidad contra el coronavirus de reacción cruzada podría tener un impacto muy sustancial en el curso general de la pandemia y es un detalle clave que deben tener en cuenta los epidemiólogos al tratar de determinar la gravedad que tendrá en las comunidades en los próximos meses», explicaba Crotty.

Comenta y se parte de nuestra comunidad