Foto Referencial

Existen una serie de usos adicionales que se le pueden dar al pan duro. De este modo, se evita además el malgastar comida y alimento.

Una vez que se ha quedado el pan duro, no sirve para preparar casi nada dentro de los que suelen ser sus usos habituales, como tostadas o bocadillos. Además, en determinadas situaciones puede ser difícil de consumir.

Sin embargo, existen una serie de usos adicionales que se le pueden dar al pan duro. 

Pan rallado derivado del pan duro

El pan rallado es muy útil de cara a poder preparar muchos de los platos más cotidianos. Consiste en, cortar el pan en láminas y triturarlo o rallarlo hasta obtener una buena cantidad de granos. Lo más recomendable es que el pan esté realmente duro ya que, de ese modo, lograremos que quede mucho más fino tras rallarlo.

Finalmente, guárdalo en una bolsa de plástico y aguarda dos días antes de utilizarlo para hacer tus empanados. De este modo, estará mucho más seco y crujiente y las recetas quedarán más sabrosas.

Foto Referencial

Deliciosas tostadas o torrijas

Las torrijas son en un plato muy simple. Bastante similar a la tostada francesa o el pain perdu, la base es poner en remojo rebanadas de pan duro en leche azucarada. Es la de las opciones más sabrosas. El procedimiento para prepararlas es el siguiente.

Recuerda no excederte con el azúcar, puesto que podría repercutir en tu salud

Lea también: Una tendencia que crece, Dieta flexitariana

Picatostes

Resultan una de las formas más originales de reutilizar el pan duro. Los picatostes son perfectos para acompañar nuestras sopas y nuestras cremas, y también para hacer originales guarniciones en nuestros platos. 

Canapés y originales entremeses

Con un poco de imaginación, es muy sencillo y recomendable elaborarcanapésEstos pueden resultar muy buena opción en almuerzos o meriendas. Son uno de los postres más conocidos.

Fuente: Objetivobienestar

Comenta y se parte de nuestra comunidad