Quitarse la copa no es algo que se domine de buenas a primera, es importante conocer los pasos antes de extraerla para evitar dolor y manchar.

La copa menstrual es un recipiente de silicón que se introduce en el interior de la vagina durante la menstruación.

Esta se adapta a las paredes vaginales en todo momento independientemente del movimiento que hagamos.

Pasos para quitarse la copa menstrual

Lávate las manos: Lo primero y lo más importante es lavar las manos con jabón antes de intentar quitarte la copa menstrual.

Del mismo modo, la higiene es muy importante siempre que vayas a manipular tu copa.

Relájate: Muchas veces nuestro cerebro juega un papel fundamental en el proceso, recuerda que la copa menstrual siempre, siempre sale.

Esto es algo que debes repetirte si ves que las primeras veces te cuesta un poquito más extraerla.

Busca una posición cómoda: Busca una posición en la que te sientas cómoda y un lugar adecuado, un sitio donde no estés pendiente de ensuciar o manchar nada a tu alrededor.

Te recomendamos colocarte de cuclillas en la bañera o la ducha, especialmente el primer día. Otra posición cómoda es levantar una pierna y apoyar un pie sobre el inodoro.

Localizar la bolita con los dedos: Una vez que estés en una posición que te resulte cómoda, el primer paso para quitar la copa menstrual es localizar la bolita o tallo que sobresale.

Este debería estar en la entrada de tu vagina, al ras de los labios vaginales.

Su función principal es guiarte para localizar la base de la copa de forma rápida y sencilla.

Usa los músculos vaginales: Puede que, en ocasiones, gracias al movimiento, la copa menstrual puede moverse hacia dentro, de forma que el tallo se introduce dentro de la vagina y es difícil localizarla. 

Un truco para hacer que la copa baje y sea fácil de agarrar es hacer fuerza con los músculos vaginales, es la misma fuerza que usas cuando intentas defecar.

¿Sabías qué un buen momento para retirar la copa es después de ir al baño? Debido a que, al hacer fuerza la copa normalmente se desplaza hacia abajo.

Presiona la base: Una vez localizada debes presionar la base de la copa con dos dedos para romper el efecto vacío que crea la copa. Si tiras de ella directamente sin presionar la base puedes hacerte daño.

Mueve la copa suavemente de lado a lado: Y, por último mueve la copa suavemente de lado a lado al tiempo que tiramos de ella hacia fuera.

Este movimiento facilita que entre aire y claro, sea mucho más fácil de quitar la copa que si solo tiramos de ella. 

Tranquila, que si tienes cuidado no mancharás.

Lea también: Uso de la copa menstrual ¿inofensivo?

Con información de: https://sumedico.lasillarota.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad