Foto Referencial

En Europa, con la llegada del verano y la caída de los casos, un poco que se relajaron las medidas, explica el Dr. Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la Organización Panamericana de la Salud, sobre el rebrote del covid-19

De este modo se observó una primera ola en el continente europeo, porque crecieron muy rápido los casos, desde los gobiernos se adoptaron las medidas de contención y los casos disminuyeron y durante un par de meses se pasó casi desapercibido. 

Luego, con la flexibilización de las medidas en beneficio de la economía, la llegada del verano, los viajes, volvió a crecer la transmisión y por eso se habla de una segunda ola en Europa.

En cualquier parte del mundo donde el virus esté presente, si las condiciones facilitan la transmisión, esta va a crecer y se tendrá más casos y más defunciones, aseguró el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud, Dr. Jerbas Barbosa.

A comparación con Argentina cuyos casos van a la baja y de varios países de la región andina – en víspera de las fiestas navideñas y el verano austral acercándose a pasos agigantados- el riesgo de que algo parecido pueda ocurrir en latinoamericana no debe desestimarse, con el agravante de que el surcontinente todavía no ha superado la primera oleada de la pandemia.

«Cuando evaluamos el promedio del país, es como si estuviéramos en una primera ola muy larga que todavía no concluyó», describió la situación latinoamericana, Dr. Jerbas Barbosa. 

ATENCIÓN CON LAS AGLOMERACIONES

Otra lección de la cual se haya que a aprender, es que probablemente sea que hay que tratar de mantener el apoyo del público, «en Europa hemos estado viendo manifestaciones de protestas, cada vez más gente objetando las medidas», destacó el profesor Paul Hunter, un experto británico en coronavirus.

Para balancear esta situación el Dr. Marcos Espinal, sugiere considerar los aspectos económicos, sociales y de salud pública, «pero hay que mantener las medidas de mitigación, porque todavía no tenemos la vacuna«, insistió el director del departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS.

«No tienen que ser toques de queda en todo el país, sí recurrimos a eso, pero es una combinación de medidas: en educación -con programas educativos relacionados al uso de las mascarillas, el lavado de manos, el distanciamiento social-, de los sistemas de testeo y rastreo para la identificación de casos, para mantener esa curva aplanada», detalla el especialista de la OPS.

Lea también: Vacuna de Johnson & Johnson costará menos de 10 dólares y…

Comenta y se parte de nuestra comunidad