Foto Referencial

Las infecciones ginecológicas están relacionadas con la pérdida del equilibrio de la vagina, pudiendo presentarse vaginosis bacteriana y candidiasis, explica la Dra. Carmen Mantellini, Ginecobstetra.

La especialista detalla que las infecciones ginecológicas, se comprenden en vaginosis, la cual se caracteriza por «un flujo más fluido que tiene mal olor, que pica y cuando es de alta incidencia suele ser amarillento, con mal olor que es lo que más le asusta a la paciente», dice la Dra. Mantellini.

En el caso de la candidiasis, como infección ginecológica, explica la Ginecobstetra, esta no tiene mal olor desagradable, sino un flujo blanco, «muy abundante como de leche cortada, como grumos, muy abundante que puede ser un flujo líquido y verdoso en la candiasis severas». 

Estas infecciones ginecológicas, se presentan cuando hay alteración de los factores naturales del organismo, como la alteración de la microbiota, «porque conviven bacterias, hongos y virus que forman parte de nuestro bienestar.  La vagina está poblada por bacterias que se llama lactobacilos, que producen ácido láctico a raíz de la azúcar de las células vaginales«, precisa la Dra. Mantellini.

Agrega que en menor proporción se presentan otras bacterias que producen vaginosis bacteriana, como la gardenella, «cuando esta población de lactobacillus disminuye, la gardenella al igual que la cándida encuentra mayor espacio en un estímulo para crecer más», dice la Ginecobstetra.

Foto Referencial

INFECCIONES VAGINALES POR ALTERACIÓN DE LA MICROBIOTA

En este sentido, afirma que cuando hay alteraciones del metabolismo a causa de los carbohidratos, hiperinsulinismo,  afecciones de diabéticos, uso y abuso de antibióticos, estos problemas más frecuentes, las bacterias y hongos se hacen más resistentes en el área genital.

«El problema es relativamente frecuente, porque son multirresistentes y las mujeres van a la farmacia a comprar óvulos, recurriendo a la automedicación, para destruir las bacterias que viven en la vagina, por lo que tendrán picazón y molestia, cuando lo que se tenía era una irritación, hubiese sido suficiente con una lavar el área genital con una solución ácida, no con jabón antibacteriano, es uno de los errores más frecuentes», aclara la Dra. Mantellini.

«Muchas veces la picazón puede ser por algo local como la ropa interior, por eso no se deben quedar con la ropa húmeda encima, por ejemplo cuando se va al gimnasio, ni usar detergentes o fragancias en el área genital, porque pueden producir picazón. También se puede poner un aceite, no vaselina en la piel y era suficiente, lo que hay es sobreatención del área genital«, afirma la Ginecobstetra.

Insiste la Dra. Mantellini, que al utilizar jabones en la vulva se le quita su lubricación y grasa natural, así como el empleo de cremas y lociones que vienen contenidas con alcohol, irritante natural para el área genital y se seguirá teniendo picazón y molestia.

La Dra. Carmen Mantellini, Ginecobstetra, coloca a disposición su cuenta @dramantellini para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Esta información puede ser ampliada en: https://www.instagram.com/tv/CHNJ1DnJJ__/?utm_source=ig_web_copy_link

Comenta y se parte de nuestra comunidad