Foto Referencial

«Si nosotros no perdonamos, nos quedamos constantemente en un rol pasivo y de víctima. Nos sumergimos en una herida que nunca va a cerrar y por eso es importante definir que el perdón, significa per: dejar pasar y don: regalo; el perdón es ese regalo porque es voluntario», explica Geraldine Lange, Psicoterapeuta, sobre la importancia del perdón para superar una relación. 

La especialista detalla que perdonar tiene que ser un acto propio-voluntario, «no es hacer ahora el loco y olvidar, es renunciar al castigo moral o material que se tiene de una persona que hizo daño, en una relación de pareja, porque ambos son corresponsables de lo que ocurre», dice Lange.

Para contextualizar aún más esto, refiere la Psicoterapeuta que cada uno tiene su cuota de responsabilidad, y que se puede lograr el perdón en la medida que se pueda mirar los hechos sobre cómo ocurrieron.

«También es tener responsabilidad, y tener límites, tener una comunicación asertiva, o nos vamos perdiendo de la realidad, nos metemos en una mirada que no existe y cuando vemos que el otro se va, creemos que el otro es responsable de todo el mal o el malestar que se está sintiendo», resalta Lange.

Ante esto recomienda la especialista, plantear las necesidades o lo que se quería como pareja, y ver qué afectó la relación, «es allí donde se puede estar tranquilo y hacer el proceso que soltar que no es fácil y para soltar hay que ordenar los hechos dentro de sí, para continuar y ser libre para tener un aprendizaje», señala Lange.

Foto Referencial

NO SE PUEDE OBLIGAR A PERDONAR

También recomienda la Psicoterapeuta, evitar caer en el error de «no obligar a nadie a estar al lado. Perdonar no es como que: yo tengo la verdad, soy inocente, pero el otro es culpable hasta no reconocerlo. No se puede perdonar y estar todo el tiempo sumergido en un punto ciego, hay que sacar el aprendizaje, porque si no nos quedamos como cuando nos pica una serpiente: queda la herida y el veneno; se cree que el otro tiene que reparar la estabilidad emocional y la tranquilidad». 

Agrega que no se puede estar en manos de terceros, «el perdón es sólo tuyo, sólo tú te puedes encargar. Si nos ponemos a esperar las palabras que nunca llegaron, lo que se desea que el otro haga para que repare mi malestar, si eso nunca llega hay personas que se van de la vida y nunca se despiden.  Hay personas que no aparecen y el otro queda con esa sensación de: yo no te perdono; y se queda con esa relación de rencor en la relación y nunca se tiene bienestar, por estar esperando que el otro repare», resalta Lange.

Geraldine Lange, Psicoterapeuta, coloca a disposición su cuenta de Instagram @geraldine_lange para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Esta información puede ser ampliada en: https://www.instagram.com/tv/CHSdbMGpbRr/?utm_source=ig_web_copy_link

Comenta y se parte de nuestra comunidad