A pesar de ser tradicional y básica, la posición sexual del misionero es la preferida para hombres y mujeres, ya que asegura el placer de ambos sin exigir muchas acrobacias, no obstante, el truco está en la técnica Cat.

Lea También: Entrena tus brazos en casa con unas gomas elásticas

Las mujeres tienen mayor dificultad para alcanzar el orgasmo durante la penetración; incluso en la posición del misionero. Con la técnica Cat (Técnica de Alineación Coital), puede aumentar en un 56% las posibilidades de que ella llegue al clímax en esta posición, según EnCarpeta.

Es muy sencillo el método Cat; se trata básicamente de un simple ajuste de los cuerpos para estimular el clítoris de forma más eficiente. El truco consiste en hacer que el hombre se posicione un poco más arriba de lo usual, alineando las zonas pélvicas de ambos.

Como referencia, el hombro de él debe quedar cercano al mentón de ella. Así, los cuerpos quedan más unidos y el pene apunta un poco más hacia abajo. En esta posición, en vez de concentrarse apenas en la intensidad de penetración, el hombre debe enfocar sus esfuerzos aumentando la fricción del pelvis con el clítoris de su compañera.

La simple alteración del ángulo y el ligero cambio de movimientos hacen que la base del pene y el hueso del pubis del hombre presionen el clítoris de forma más directa, aumentando los estímulos y, por consecuencia, el placer de su compañera, permitiendo que ella alcance un orgasmo más intenso y con mayor facilidad.

Comenta y se parte de nuestra comunidad