aromaterapia atusaludenlinea

Los aromas y los perfumes generan una gran sensación de bienestar y relax; a todos les hace bien sentir un perfume que le gusta, pero las hierbas y aromas son mucho más que eso.

Lea También: Tips para prevenir la aparición de canas

Los aceites se conocen desde hace miles de años para tratar a los enfermos y la práctica se ha mantenido hasta el día de hoy. Especialistas como Peter Emmrich, médico y biólogo, dicen que la aromaterapia «ayuda a tratar casi todas las molestias».

Las aplicaciones tienen sus limitaciones y deberían ser llevadas adelante por personas especializadas en estos usos; algunos aceites pueden resultar tóxicos si las dosis no son correctas.

Foto Referencial

Los aceites se aplican directamente en el cuerpo en forma de baños, masajes o frotación. Ingresan a través de la piel y se despliegan en el interior del organismo y sus efectos.

Otra variante es usarlos para aromatizar el ambiente; la tercera por vía oral, como cuando se consume una cápsula de aceite esencial de eucalipto, conocida contra los resfríos.

«En caso de aplicar aceites esenciales, es fundamental que el paciente los perciba como algo positivo», dice la especialista en aromaterapia Ingeborg Stadelmann, que trabaja en la región de Baviera.

Estudios indican que la aplicación de aceites especiales de menta, al diez porciento, reduce los dolores de cabeza causados por las contracturas. Sobre todo si se aplica en zonas de la frente y la sien.

Según esos estudios, el aceite resulta tan efectivo como el paracetamol y el ácido acetilsalicílico. Así se indica en los lineamientos de la Asociación Alemana de Medicina del Dolor, refiere El Universo.

«En caso de tratarse de trastornos fuertes, la aromaterapia no suele tener ningún efecto», advierte.

«Los aceites esenciales estén diluidos correctamente», subraya Stadelmann, presidenta del foro Essenzia, una asociación que promueve y, según dice, «cuida» la aromaterapia.


Comenta y se parte de nuestra comunidad