Qué son las duchas vaginales y por qué se hacen (1)
Qué son las duchas vaginales y por qué se hacen (1)

En ocasiones más que higiene se puede convertir en una obsesión y más si es por mantener una zona íntima limpia y cuidada. Hoy te contaremos más.

Hoy en día, hay mujeres que se realicen casi a diario duchas vaginales.

Estas duchas básicamente consisten en introducir agua con presión desde la parte externa de la vagina hasta la parte interna gracias a un irrigador en forma de pera u otras herramientas.

Sin embargo, la lógica da a pensar que cuanto más se lave una cosa más limpia estará, en el caso de la vagina puede ser completamente lo contrario.

Es importante resaltar la diferencia entre vulva y vagina, ya que la primera es la parte más externa del órgano reproductor femenino y la segunda es la parte interna.

La vulva se puede lavar sin problema, claro que tomando en cuenta algunas consideraciones, las duchas internas pueden alcanzar la zona de las trompas de Falopio o incluso los ovarios.

De igual manera se recomiendan en absoluto por parte de los ginecólogos.

Imagen referencial

Cómo limpiar bien la zona vaginal

La parte íntima de la mujer debe cuidarse a diario pero no de cualquier manera, sino que se deben tener en cuenta algunas cuestiones para reducir el riesgo de dañar la flora vaginal y de presentar infecciones.

“La vagina se lava sola”, nos aclara el Dr. Coronado. La parte interna tiene su propio autolavado mediante el flujo vaginal, por ejemplo, que es su manera de expulsar cualquier resto de semen o de menstruación.

Del mismo modo, solo habría que ajustarse al lavado de la zona de la vulva, la parte exterior. Con agua podría ser suficiente.

No obstante, también se pueden utilizar jabones que tengan un pH adecuado (entre 3,8 y 5,5) para no dañar los microorganismos beneficiosos, ni alterar el pH de la mucosa genital.

Lea también: ¿Qué es la sequedad vaginal?

Con información de: https://www.webconsultas.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad