Foto Referencial

De acuerdo a varios estudios, una casa, un bar y un aula de clase, por lo general son ambientes encerrados, propicios para contagios por covid-19 y la falta de ventilación. 

Estas son las probabilidades de infección en estos tres escenarios cotidianos dependiendo de la ventilación, las mascarillas y la duración del encuentro.

Es por ello que los interiores, se han calificado de ser más peligrosos, pero es posible minimizar los riesgos, si se coloca en práctica todas las medidas de bioseguridad para combatir el contagio por aerosoles. 

Por ejemplo: si en una casa se reúnen seis personas, y una de ellas está contagiada, independientemente de la distancia, si pasaran cuatro horas sin mascarillas, ni ventilación y hablando en voz alta, se contagiarían las otras cinco personas. 

En caso de usar mascarillas, ese riesgo se reduciría a cuatro contagios. Las mascarillas por si solas no evitan los contagios si la exposición es muy prolongada.

Ahora bien, el peligro de infección se reduce por debajo de una persona contagiada cuando el grupo usa las mascarillas, acorta la duración del encuentro a la mitad y además ventila.

Esto lo explica el 31% de los brotes conocidos en España, los cuales se han dado en este tipo de reuniones sociales, sobre todo en encuentros con familiares y amigos.

Comenta y se parte de nuestra comunidad