Foto Referencial

La barba sigue estando de moda y cada vez son más los hombres que se la dejan, lo que ha dado pie a auténticos trabajos y tesis sobre su cuidado; dependiendo del punto de vista estético, cada quien tiene sus preferencias.

Lea También: Cómo cuidar las cutículas de las uñas

El vello facial es el nicho perfecto para la acumulación de microorganismos potencialmente patógenos, sobre todo en quienes descuidan la higiene.

Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral, subraya la dificultad para que las mascarillas para la COVID-19 «proteja de forma eficaz toda la zona, sobre todo cuando se trata de barbas espesas».

La posibilidad de afeitarse la barba completamente siempre está ahí, pero existen otras opciones menos drásticas, como recortarla para lograr un mejor ajuste. Finalmente, quienes no quieren cambiar de look pueden recurrir a uno de los modelos especiales para barbas largas que ya se están comercializando, refiere CuídatePlus.

“La microbiota (bacterias, hongos, virus…) de la piel y de los folículos es muy parecida en el nivel superficial”, señala Óscar Muñoz Moreno-Arrones, dermatólogo miembro del Grupo de Tricología de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

“Aunque mucho menos común, como patógeno también puede encontrarse el hongo Tinea barbae, cuyo síntoma principal es la aparición de calvas redondas en la barba que pueden llegar a confundirse con casos de alopecia areata, por lo que se hace imprescindible el diagnóstico de un dermatólogo”, resume el director del IDEI.

Foto Referencial

Las personas con barba también pueden desarrollar lo que se conoce como pseudofoliculitis, cuya causa principal es que el vello grueso y rizado se enquista en la piel, provocando inflamación.

Al igual que ocurre en el resto del cuerpo, la higiene es fundamental para mantener la barba en condiciones óptimas y evitar molestias. El lavado debe ser similar al del pelo del cuero cabelludo

“Es razonable mantener una higiene periódica, para la que suele ser suficiente con la ducha y un champú. La función del champú es actuar como detergente y eliminar la descamación y el sebo de la barba», refieren los expertos.

Comenta y se parte de nuestra comunidad