Foto Referencial

La dieta de la piña es muy limitada y restringida, puesto que la mayor parte del consumo diario de alimento está basado solamente en el consumo de piña.

¿Qué es la dita de la piña?

La dieta de la piña es una dieta hipocalórica, que en su forma más extrema consiste en comer solamente un alimento, la piña, durante 3 días. Es una dieta diurética, es decir que apunta a perder peso eliminando la retención de líquidos. La piña es una fruta con un alto porcentaje de agua, con un buen aporte de vitaminas, minerales y fibra.

¿En qué consiste la dieta de piña?

Como hemos comentado antes, existen infinidad de versiones. Aquí tienes una pauta que puedes seguir durante no más de 3 días. Hay variantes más restrictivas y evidentemente cuanto más restrictiva sea, mayor será la pérdida de peso pero recuerda que también serán mayores los riesgos asociados a ella.

  • Desayuno: Un par de rodajas de piña natural con un yogur desnatado y un café.
  • Media mañana y/o merienda. Una infusión o un zumo hecho con el agua resultante de cocer la cáscara de la piña durante unos 20 minutos.
  • Comida (Almuerzo): 200 g de pechuga de pollo o pescado a la plancha + verduras al vapor o una ensalada o crema de verduras + 2 o 3 rodajas de piña.
  • Merienda: Un yogur desnatado.
  • Cena: 200 g de pechuga de pollo o pescado a la plancha + verduras al vapor o una ensalada o crema de verduras + 2 o 3 rodajas de piña.

Si decides hacer esta dieta, se aconseja que cuantos menos días la hagas, mejor y que si no llegas a las 800 kcal diarias, al menos tomes un polivitamínico para evitar déficits de micronutrientes.

Ventajas de la dieta de la piña

Los resultados son palpables muy pronto

Esto, a causa de que la dieta de la piña es muy restrictiva. Como se reserva solo a ciertos alimentos, el cuerpo entra en un estado de “sequía”, en el que busca energía en todo donde la encuentra dentro de sí mismo. Agota sus reservas, por decirlo de otra manera, y eso se traduce de inmediato en el peso. De ahí proviene una de las razones para no abusar de ella.

Es altamente diurética

Comer piña siempre viene aparejado de una necesidad imperiosa de ir a orinar a cada rato. Esto, como sabes, ayuda a desintoxicar a tu cuerpo, así como a limpiar el hígado, riñones y el páncreas.

Por la misma razón debes ser especialmente cuidadoso de la cantidad de agua que tomas. Si consumes diuréticos y no balanceas los líquidos que entran a tu organismo, puedes deshidratarte.

Foto Referencial

Disminuye la medida de tu cintura

Como se trata de una fruta que agiliza el metabolismo, ayuda a quemar calorías. Esto hará que tu grasa abdominal disminuya. Si le sumas el efecto diurético y desintoxicante, con su respectiva desinflamación general, entenderás por qué muchas personas eligen este régimen para bajar sus medidas.

Contiene mucha fibra

Y por lo tanto, es buena para tu digestión. Lo que también es cierto es que la parte de la piña que más contiene este compuesto es el centro. Así que si decides consumirlas para esos fines, llévatela con calma. Recuerda que el centro de esta fruta tiende a escaldar mucho la piel. Tratándose de la mucosa de la boca, mucho más.

Desventajas de la dieta de la piña

Puede hacerte sentir irritado

Como se trata de una dieta muy restrictiva y limitada, el cuerpo empieza a tener una carencia importante de todo tipo de nutrientes y vitaminas. No se sorprenda  si empieza esta forma de alimentación, te sientas cansado, irritable y con muchas jaquecas. En parte se debe a la hipoglucemia.

Hay muchas posibilidades de que padezcas “el rebote”

Lo cual es algo que, cuando empezamos una dieta, todos buscamos evitar. Ten muy presente que los detox tienen sus lados B. En el caso de éste, por ser tan estricto y puntual con la cantidad de agua y toxinas que se eliminan de tu organismo, puede tener el efecto secundario de, una vez terminado el régimen, hacerte comer y beber de todo, por pura necesidad (y claro, también antojo).

Demasiada vitamina C

Así como lo lees: se trata de una de las frutas con mayor cantidad de este compuesto que, si bien es benéfico en cantidades moderadas, cuando se abusa de él puede causar diarrea, vómito, ardor, náuseas, así como irritaciones en la lengua y los labios.

Foto Referencial

Podría causarte una alergia

Como todo lo que se consume en exceso. La piña tiene un compuesto llamado bromelina, que al mezclarse con medicamentos como antibióticos, antidepresivos y anticoagulantes, puede causar erupciones en la piel o ciclos menstruales irregulares. Mejor no te expongas.

Empeora problemas en los riñones

Esta fruta contiene mucho ácido oxálico, que cuando entra en contacto con el calcio, produce sales. A la larga, quienes padecen de insuficiencia renal o cálculos, empeoran su condición. Por lo tanto, la dieta de la piña está completamente contraindicada para ellos.

Lea también: Diferencias entre la azúcar blanca, morena y mascabada

Fuente: Mejorconsalud

Comenta y se parte de nuestra comunidad