Foto Referencial

El pasticho o lasaña es un plato muy versátil que puede albergar diferentes rellenos y prepararse con diversos ingredientes. Por eso, un pasticho vegano es perfectamente posible y, además, deliciosa.

Para muchos, es difícil imaginar un pasticho vegano, es decir, sin queso ni bechamel. No obstante, un pasticho vegano puede ser tan sabroso como uno tradicional, e incluir queso y bechamel veganos. Además, por contener verduras, se trata de un plato rico en vitaminas y nutrientes.

Ingredientes para el pasticho o lasaña

  • Placas de lasaña
  • Queso rallado vegano

Para el relleno

  • Champiñones (300 g)
  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento rojo 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Para la bechamel vegana:

  • 4 tazas de leche vegetal sin edulcorar (1 litro)
  • 5 cucharadas de harina
  • 1 cucharada grande de mantequilla vegetal
  • Nuez moscada
  • Sal
Foto Referencial

Preparación de la bechamel

En primer lugar, añadimos todos los ingredientes en una olla. Si quieres, puedes tamizar la harina antes para asegurarte de que aparecerán menos grumos.

A continuación, llevamos a ebullición y removemos constantemente para asegurarnos de que la mezcla espesa y es homogénea y sin grumos.

Finalmente, retiramos del fuego y reservamos.

Del relleno

En primer lugar, lavamos y pelamos bien todas las verduras. Además, las cortamos en trozos pequeños.

A continuación, echamos en una sartén un chorro de aceite de oliva y salteamos todas las verduras añadiendo pimienta y sal al gusto. Lo freímos todo hasta que se dore.

Montaje del pasticho

Dependiendo de las placas que hayamos comprado, debemos prepararlas según las intrucciones. Algunas requieren ser hervidas, otras remojarlas, otras pueden meterse directamente al horno… Lee las instrucciones del paquete y prepáralas.

Mientras tanto, puedes precalentar el horno a 180 grados.

Cuando las placas estén preparadas, en una bandeja para horno colocaremos una capa de placas de lasaña y luego, por encima, una capa de relleno.

Después, repetiremos la misma operación: una capa de placas de lasaña y una placa de relleno.

Así, continuaremos hasta que no nos queden más placas.

Luego, volcamos la bechamel sobre la última capa y, después, queso vegano por encima.

Finalmente, introducimos la bandeja en el horno durante unos 15 minutos, hasta que se dore.

¡Ya puedes disfrutar de una sabrosa lasaña vegana con verduras y bechamel!

Te recomendamos leer: Recetas sencillas para hacer queso vegano

Lea también: Mousse de chocolate vegano

Comenta y se parte de nuestra comunidad