La Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos considera imprescindible el abordaje terapéutico de los factores psicológicos en pacientes con obesidad.

Enfermedades relacionadas con la alimentación como la obesidad afectan directamente a la salud mental de los pacientes.

¿Por qué? Son enfermedades asociadas a Trastornos del Estado de Ánimo y de Ansiedad.

La Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes (ANPIR) insiste en la colaboración multidisciplinar dentro del propio Sistema Nacional de Salud como elemento clave y fundamental para tratar a los pacientes con este tipo de patologías.

Algo que, no sucede. Y, aunque existe un aumento notable de los casos de obesidad en tratamiento en el país, no en todos los casos la Sanidad pública deriva a los pacientes de la especialidad de endocrinología a la de psicología clínica.

Lo necesario para prevenir y tratar correctamente y convenientemente la patología.

Intervenciones psicológicas

Las principales guías de práctica clínica en el tratamiento de la obesidad recomiendan incluir intervenciones psicológicas en el abordaje integral y multidisciplinar de las personas con sobrepeso y obesidad.

En palabras de Miriam Félix, psicóloga clínica, Doctora por la UCM y experta en Trastornos Alimentarios y Obesidad, el papel del psicólogo clínico es doble.

Por otro lado, permite a la persona entender cuáles son los factores psicológicos que le pueden llevar a comer de manera inadecuada y ayudarle a modificarlos.

Del mismo modo, colabora con otros profesionales sanitarios para facilitar la comprensión de la conducta humana y optimizar las pautas terapéuticas y, con ellas, los cambios de conducta.

Lea también: Sobrepeso, sedentarismo e ignorancia de autoridades: La obesidad continúa ganando terreno

Con información de: https://www.objetivobienestar.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad