La osteoartritis es algo así como el desgaste de las articulaciones; esto significa qeu el cartílago lubricado hace de amortiguador entre un hueso y otro. La segunda, la artritis reumatoide es el resultado de una respuesta anormal del sistema inmunológico que inflama la cubierta de las articulaciones.

Lea también: Fantásticos beneficios de beber agua de coco

La artritis afecta mayormente a personas mayores; el rol de las hormonas femeninas hace que las mujeres estén en mayor riesgo de sufrir artritis que los hombres.

El tratamiento convencional para tratar la osteoartritis involucra medicamentos para combatir el dolor y la inflamación. Estos pueden ser orales (tomados) o tópicos (locales). Algunos ejemplos son Sportscreme, Ben-Gay y algunas cremas hechas a base de chiles picantes. Ciertos analgésicos como el Ibuprofeno (como Advil, Motrin) y el Naproxén (como el Aleve) también figuran entre los medicamentos que no necesitan receta médica, refiere Vida y Salud.

30/11/2017 Artritis reumatoide: así avanza la tecnología contra esta enfermedad SALUD SOCIEDAD ISTOCK

El médico puede sugerirte, en algunas ocasiones, que te pongas una inyección directamente en la articulación con un antiinflamatorio para aliviar el dolor. En casos severos, la cirugía es un tratamiento posible.

Si lo que tienes es artritis reumatoide, los tratamientos convencionales son muy similares a los usados para trata la osteoartritis. Los medicamentos como el ibuprofeno y la cirugía figurante entre ellos, pero hay otros específicos para el sistema inmunológico.

El uso de imanes, si bien es popular, no es efectivo para el tratamiento de la artritis en general. Y si bien no tiene efectos secundarios, puede ser perjudicial para quienes tienen un marcapaso o están embarazadas.

Comenta y se parte de nuestra comunidad