Foto Referencial

Una nueva investigación de la Universidad Edith Cowan, de los Estados Unidos reveló que el entrenamiento de un brazo puede mejorar la fuerza y disminuir la pérdida de un músculo en otro brazo, sin moverlo.

Lea También: ¿Cuál es el mejor ejercicio cardio para perder peso?

Los hallazgos fueron publicados en la revista Scandinavian Journal of Medicine, y podrían ayudar a abordar el desperdicio muscular y la pérdida de fuerza que a menudo se experimenta en un brazo inmovilizado, después de una lesión, haciendo ejercicios con el brazo opuesto.

En los ejercicios excéntricos, el músculo contraído se alarga, como cuando se baja una mancuerna en los bíceps; al sentarse en una silla lentamente o al caminar por las escaleras.

Investigaciones anteriores han demostrado que estos ejercicios son más eficaces para el crecimiento del músculo que los ejercicios concéntricos, en los que el músculo se acorta, como cuando sube una escalera.

Las rutinas con pesas ayudan a tonificar los músculos de todo el cuerpo.

«Creo que esto podría cambiar la forma en que abordamos la rehabilitación de las personas que han perdido temporalmente el uso de un brazo o una pierna. Al comenzar la rehabilitación y el ejercicio en el miembro no lesionado de inmediato, podemos prevenir el daño muscular inducido por el ejercicio en el otro miembro y también desarrollar la fuerza sin moverlo en absoluto», indican expertos.

El estudio involucró a 30 participantes con un brazo inmovilizado por un mínimo de ocho horas al día, durante cuatro semanas. El grupo fue dividido en tres; algunos no hacían ningún ejercicio, mientras otros hacían concéntricos y excéntricos.

El grupo que usaba una pesa pesada para realizar solo ejercicio excéntrico en su brazo activo mostraba un aumento de la fuerza y una disminución de la atrofia muscular, o desperdicio, en su brazo inmovilizado.

Los participantes que hicieron el ejercicio excéntrico tuvieron el mayor aumento de fuerza en ambos brazos, por lo que tiene un efecto de transferencia cruzada muy poderoso.

Este grupo también tuvo solo un 2% de desperdicio muscular en su brazo inmovilizado, en comparación con los que no hicieron ejercicio, que tuvieron un 28% de pérdida de músculo. Esto significa que para las personas que no hacen ejercicio, tienen que recuperar todo ese músculo y fuerza de nuevo, según 20Minutos.

Comenta y se parte de nuestra comunidad