Foto Referencial

Enero es el mes donde más personas se inscriben en los gimnasios, esto como propósito de  bajar de peso en el nuevo año, pero si quieres ahorrarte ese gasto económico que puede suponer el pago de una cuota del gimnasio y abandonarlo meses después, entonces realiza estos ejercicios para que puedas entrenar en la comodidad de tu casa.

Sentadillas

Foto Referencial

Para este ejercicio debes tener en cuenta la postura a fin de evitar lesiones: lo primero es la postura de tu espalda, que debe permanecer lo más neutra posible evitando los arqueos en la zona lumbar y dorsal. Si te cuesta mantener la postura, una buena forma de comenzar a realizar las sentadillas es hacerla pegado a la pared, colócate con la espalda pegada a la pared y flexiona las rodillas hasta que éstas formen un ángulo de 90 grados, momento en el cual aguantaremos la posición unos segundos y volveremos a la posición inicial.

Flexiones

Otro de los ejercicios clásicos para trabajar la fuerza y potencia de nuestro tren inferior, son las flexiones, pues involucran la fuerza de nuestros brazos, musculatura pectoral y core (éste último interviene en la estabilización de la postura, evitando así arqueamientos de espalda a nivel lumbar y posibles lesiones).

Si tienes un déficit de fuerza que te impidiese realizar las flexiones directamente en el suelo, puedes optar por realizarlas inclinadas, apoyando por ejemplo en el borde de una silla o de un sofá o, si quieres trabajar en el suelo, puedes apoyarte sobre las rodillas en lugar de sobre los pies, y de este modo «reducir» el peso corporal con el que vamos a trabajar.

Zancadas

Foto Referencial

Las zancadas son otra forma de trabajar la fuerza de nuestro tren inferior, ya que te permiten mejorar el equilibrio a través de la activación del glúteo medio. Además, puedes trabajar las zancadas tanto hacia delante como hacia atrás. Si quieres añadir dificultad a este ejercicio, puedes sujetar algún peso con tus manos, lo que te obligará a compensar este «desequilibrio» con un mayor trabajo del core. Si por el contrario, no tienes equilibrio, puedes comenzar realizándolo junto a una silla en la que te apoyes en caso de perder el equilibrio mientras vas mejorándolo.

Plancha Abdominal

Uno de los mejores ejercicios para trabajar nuestro core es la plancha abdominal, ya que te permitirá trabajar el core de forma global y completa,  reduciendo al mínimo los riesgos de lesiones. La plancha fortalece los abdominales, la espalda, los brazos y los hombros.

Una opción que podemos incluir si contamos con el equipamiento necesario, es la de realizar en lugar de la plancha abdominal, el trabajo del core con una rueda abdominal.

Leer También: Empezar a entrenar fitboxing en 2021: esto es lo básico que tienes que saber

Con Información de: Vitonica.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad