síndrome de Bell atusaludenlinea
Foto: cortesía

El síndrome de Bell es una parálisis facial periférica idiopática, que provoca debilidad en los músculos de la cara por la afectación del nervio facial; en los casos más graves, los pacientes experimentan dolor facial, retroarticular, diagusia, hiperacusia y disminución del lagrimeo.

Lea También: ¿Cuál es el mejor ejercicio cardio para perder peso?

La parálisis dura entre dos y tres semanas, aunque en los casos más extremos, puede durar varios meses. En el caso de cuatro voluntarios, los síntomas se desarrollaron a 3, 9, 37 y 48 días después de vacunarse.

Parálisis de Bell y Covid-19: nuevo síndrome ligado a la vacuna de Pfizer

El tiempo de recuperación suele estar entre las cuatro y seis semanas, llegando incluso a los seis meses de recuperación completa de la función del nervio.

El virus que provoca la parálisis de Bell se ha vinculado con el mismo que provoca herpes labiales y genitales, varicela y la monunucleosis infecciosa.

En una nueva información de la FDA, se conoce solo unos pocos días después que hayan empezado las vacunaciones contra el coronavirus, gracias al esfuerzo de las farmacéuticas Pfizer y BioNTec. Una mujer de 90 años de Irlanda se convertía en la primera en recibir la vacuna, fabricada por la compañía en el Reino Unido.

En esta fase inicial, Reino Unido prevé la vacunación de personas mayores de 80 años y de parte del personal sanitario; en España, por otra parte, se usará la de Pfizer para iniciar su campaña nacional. siendo los trabajadores del sector salud y los ancianos los primeros en recibirla.

Existe un riesgo de sufrir parálisis de Bell luego de vacunarse con la inmunización de Pfizer y BioNTech. En Reino Unido, cuatro voluntarios del ensayo clínico desarrollan una parálisis facial tras ser inmunizados con la vacuna, refiere Redacción Médica.

Parálisis de Bell ¿por qué ocurre y cómo se trata?

Europa es una de las regiones en las que la COVID-19 generó más estragos. Cientos de miles de muertos y millones de contagiados alertaron a las autoridades desde marzo.

En el pasado mes de enero, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó emergencia por la pandemia de la COVID-19, a causa del virus que tuvo su epicentro en Wuhan, China.

Hasta los momentos se desconoce quien fue el «paciente cero» que comenzó con la primera pandemia de la década y que ha provocado la alarma en el mundo. Desde entonces, la realidad cambió. Todo se ve a través de los tapabocas, la distancia preventiva y los guantes.

Comenta y se parte de nuestra comunidad