Foto Referencial

Debido a la falta de tiempo para realizar nuestras actividades, muchas veces comemos de forma rápida y optamos por ingerir alimentos que estén al alcance como: frituras, dulces o productos procesados. Sin darnos cuenta que estos afectan nuestra digestión.

Por más deliciosos e irresistibles que parezcan estos alimentos, en la mayoría de los casos demoran mucho en ser digeridos y causan otros problemas como: gases, dolor abdominal, pesadez, reflujo, ardor y/o malnutrición, entre otros.

Es por ello que, más allá de que cada organismo en diferente y de que hay intolerancias específicas, en esta nota te contamos cuales son los alimentos más difíciles de digerir en términos generales y por qué ciertas comidas tardan más tiempo en digerirse que otras.

¿ Cuánto tiempo demoran los alimentos en ser digeridos ?

La digestión es el proceso mediante el cual podemos hacer llegar a nuestro organismo, los nutrientes que contienen los alimentos que ingerimos. Sin embargo, ¿ cuánto tarda el estómago en digerir los alimentos que consumimos?

El tiempo que tarda nuestra digestión depende mucho del tipo de alimentos que ingerimos y de cada persona. Y entre los hombres y las mujeres.

Después de comer, los alimentos tardan aproximadamente seis a ocho horas en pasar por el estómago y el intestino delgado. Luego ingresan al intestino grueso (colon) para una digestión posterior, la absorción de agua y, finalmente, la eliminación de los alimentos no digeridos.

¿ Qué alimentos tardan menos en ser digeridos ?

No todos los alimentos tardan el mismo tiempo en ser asimilados por nuestro organismo. Un huevo pasado por agua, un pescado cocido o un arroz blanco se digieren rápido, en menos de dos horas. El pescado, los vegetales cocidos, las frutas y verduras crudas demoran menos tiempo en ser digeridas.

Consejos para mejorar la digestión

Foto Referencial

Algunos problemas que dificulten la digestión y la posterior absorción de los alimentos, suelen ser las flatulencias, la diarrea y la acidez.

Hábitos alimentarios y prácticas diarias pueden contribuir a mejorar esta situación:

  • Comer alimentos ricos en fibra: como la fruta, la verdura y los cereales integrales, los que aumentan la velocidad y la facilidad del paso por el intestino.
  • Comer despacio y masticar bien: pues la acción de las enzimas y la rotura de los alimentos en partes pequeñas empieza en la boca.
  • No abusar de las carnes rojas: tampoco de los productos procesados y los alimentos muy grasos. 
  • Añadir alimentos ricos en probióticos: como yogur, kéfir o chucrut, que ayudan a poblar el tracto intestinal de organismos favorables.

Lea También: ¿Cómo seguir una dieta adecuada para bajar de peso?

Con Información de: Mejorconsalud.as.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad