Foto Referencial

La sexualidad es un aspecto determinante y se encuentra descrito  dentro de las necesidades básicas del ser humano, se inicia bajos procesos fisiológicos de maduración anatómica y el imaginario sociocultural. La sociedad occidental a través de los últimos siglos ha aceptado la igualdad entre hombres y mujeres desde sus derechos y deberes. Avance que le permite a la mujer una sexualidad más abierta donde se considera la  importancia del bienestar, el derecho al placer y a optar por relaciones sexuales sin la exigencia del matrimonio.

Todas las relaciones deberían ser producto de la aprobación los individuos que la conforman, pues en algunos casos una de las consecuencias de tener relaciones sexuales es el embarazo, el cual puede ser motivo de alegría y celebración o por el contrario ser una noticia inesperada  especialmente para la mujer quien gestara durante nueve meses un embarazo. Los casos de embarazos no planificados se afrontan de distintas maneras, presentando tres opciones: tener al hijo y criarlo, interrumpir el embarazo o darlo en adopción.

La opción puede ser escogida de forma individual, consultada con su pareja, grupo familiar o con el apoyo de un profesional, sin embargo la decisión final siempre será de la mujer. La opción elegida debe ser cuidadosamente tratada pues afectará por el resto de la vida para los individuos involucrados (madre, padre, hijo y grupos familiares).

Foto Referencial

Opción

Decidir gestar y criar al niño es lo socialmente esperado, posee gratificaciones y responsabilidades. Esta elección es una compromiso que le brindará la oportunidad de ser madre, al afrontarlo con agrado la experiencia es edificante, agradable. Sin embargo si de enfrenta con desagrado, en la crianza el niño podría recibir maltratos físicos, psicológicos y crecerá en un hogar disfuncional.

La interrupción del embarazo es otra decisión a considerar por la mujer, en las siguientes ocasiones: presentar riesgo para la salud, concepción en contra de su voluntad  o no considerarse aptas para las responsabilidades de la maternidad. La legislación actual en algunos países considera aceptable la interrupción del embarazo cuando corre peligro la salud de la mujer de no ser así es considerado un acto ilegal y por tanto acarrea consecuencia legales. Al realizarlo, lo adecuado es: bajo el cuidado médico. Siempre se ha considerado un  aspecto es muy controversial por los elementos religiosos, morales y legales implicados en tal decisión. Sin embargo al igual que todas las decisiones debe ser tomada por la mujer según sus valores y creencias.

Asimismo  puede considerar dar a luz y entregarlo en adopción, significa que el niño sea criado por otra persona de forma permanente al realizar todos los aspectos legales necesarios para que este   nuevo individuo se  integre a otro grupo familiar. Unas de las razones que justifican esta decisión, es creer que otra persona podrá asumir mejor la responsabilidad de la crianza y/o  tendría mejores oportunidades de crecimiento con otra familia.

Las razones que llevan a una mujer a iniciar un embarazo son múltiples, tales como: el deseo de tener un hijo, iniciar una familia, falta de previsión, desconocimiento amplio del uso de anticonceptivos, estar en una relación abusiva, violación.

La mejor prevención de lo antes descrito es el conocimiento de aspectos los personales de la mujer y  legales pues estos  regirán el parecer de ella. Ella debe conocer su cuerpo así como los derechos sexuales y reproductivos, reconocerse como una persona productiva y necesaria para el desarrollo de la sociedad, la relación de pareja forma parte del apoyo emocional y social que requiere el adulto, pero no siempre el nivel de compromiso, tolerancia, respeto y libertad requerido, contribuyen a una relación extendida en el tiempo. De allí la importancia de evaluar qué tipo de relación se tiene y para qué se quiere.

Consideraciones

Las mujeres deben disfrutar de su sexualidad de manera segura, sana, responsable y placentera. Los programas de planificación familiar deben ayudar a garantizar información y atención los miembros de la pareja  para su bienestar y calidad de vida. Los hijos son individuos que formarán parte de la sociedad por tanto es ideal tenerlos  para asumir la responsabilidad de ellos en su amplitud.  Por otra parte tienen derecho a criarse en una familia con dinámicas sociales favorables para un crecimiento armónico. La interrupción de un embarazo o entregar a un niño en adopción en una decisión determinante y considerarlo dependerá de aspectos morales, religiosos y sociales; sus creencias determinarán las consecuencias emocionales a largo plazo

Lea también: Diabetes y Sexualidad

Comenta y se parte de nuestra comunidad