caída del cabello atusaludenlinea
Foto referencial

Cada persona tiene aproximadamente unos cien mil cabellos en la cabeza; cada día, en circunstancias normales, se pierden de 50 a 150, en circunstancias normales, pero una serie de malos hábitos debilitan el pelo, acelerando la caída.

Lea también: En Hollywood lloran por la modalidad «streaming» de las películas

Malos hábitos sobre el lavado

¿Es malo lavarse el cabello todos los días? No, pero debes estar atento a las indicaciones. Si haces deporte a diario, debes lavarte la cabeza. El sudor tiene efectos secundarios sobre el cuero cabelludo, sobre todo si es graso.

Sin embargo, el punto es que debes poner tu atención en el champú. Debe ser neutro, que respete el PH de la piel. Y esto no sucede con muchos tipos de champús especializados; si usas anticaspa, para cabellos teñidos o fungicidas… Es mejor no usarlos a diario, sino alternarlos con otro más suave.

Malos hábitos: Peinar el pelo mojado

Entre otros malos hábitos que favorecen la caída del cabello, te explicamos que entre ellos está peinar el pelo mojado. Cuando está húmedo, es más débil; se vuelve más flexible y se rompe antes. Además, el agua caliente deshidrata la hebra y dilata los poros.

Debes desenredarlo antes de entrar a la ducha; usa preferiblemente un peine de dientes largos para peinarlo.

Secarlo con calor excesivo

A pesar de que es público y notorio, los instrumentos de calor como planchas y secadores debilitan el pelo. El peor de los gestos es usarlos muy calientes y pegados al cuero cabelludo; en el caso del secador, también son nocivos los movimientos de cepillo que provocan tracción en el pelo.

Esto favorece a la larga la caída del cabello; la recomendación de los expertos es usarlo con el brazo ligeramente extendido, para que el contacto no sea directo. Usa aire templado, durante el menor tiempo posible.

Malos hábitos que producen déficits nutricionales

La salud correcta del pelo, pasa por una dieta saludable. Por esto entendemos que contenga las vitaminas adecuadas, aminoácidos y proteínas. Además, agua. En la lista de los no aconsejados están alimentos procesados, frituras, helados y alcohol.

Estrés

Si vives situaciones de estrés constantemente, perderás cabello. Hasta un 70% de la totalidad de los folículos del cuero cabelludo se ven afectados; intenta relajarte, hacer deporte y duerme las horas adecuadas.

La buena noticia es que este pelo, que se cae en situaciones de estrés, vuelve a crecer cuando el ánimo mejora.

No protegerse de la polución

Existe una relación causal entre la polución y la caída del cabello. Se llama «microirritación». No se nota, ni duele; pero afecta. Aparece por debajo de la superficie del cuero cabelludo y se extiende por el bulbo piloso. Vivimos en entornos contaminados, no es fácil ponerse a salvo de la polución.

malos hábitos que favorecen la caída del cabello

¿Qué pasa con los tintes?

Lo cierto es que no se tiene constancia de ninguna relación entre tinte y caída del cabello. Pero sí se puede producir un debilitamiento de la fibra capilar.

La utilización repetida de tintes, sobre todo los que llevan decoloración, alteran las propiedades físico-químicas del cabello y lo vuelven más débil y quebradizo lo que provoca que se rompa con mayor facilidad. Esa rotura produce una pérdida de volumen en la melena, pero no es una caída de pelo desde la raíz, refiere el Instituto del Pelo.

dañar el pelo

Peinados tirantes

¿Te gusta llevar coletas? ¿Eres de moños pulidos? ¿Te pierdes por unas rastas? Ten cuidado porque todos esos peinados extremos, en los que el pelo queda tirante, pueden favorecer la alopecia por tracción.

Es normal perder pelo cada día, pero si evitas estos malos hábitos que favorecen la caída del cabello mejorarás la salud de tu pelo.

Si crees que estás perdiendo más pelo de la cuenta, contacta una clínica capilar para arreglar el problema.

Comenta y se parte de nuestra comunidad