Foto cortesía

La oculoplastia es una cirugía de refrescamiento facial para eliminar el resultado del paso de los años. Párpados caídos, comisuras sobre ojos y demás imperfecciones que no puedes corregir con maquillaje.

Lea también: En Hollywood lloran por la modalidad «streaming» de las películas

Para el especialista González-Candial, queda claro que uno de los principales signos de alerta de que tu cara cambia, que comienza a manifestar la edad, son los párpados caídos. Las estructuras grasosas y proteínas alrededor del ojo, se debilitan con el paso de los años.

Este desgaste impide que los ligamentos mantengan firme a los párpados y no puedan cumplir su función. Esto puede parecer poca cosa, pero es posible percibirlo a simple vista.

La oculoplastia, también conocida como cirugía plástica ocular, es una intervención estética que se realiza a nivel de las estructuras facilaes como la blefaritis, malposiciones de párpados y tumores palpebrales.

Además, te ayuda a recuperar el aspecto de tu piel y la tonicidad que deberían tener tus ojos para evitar la mirada caída, cansada y avejentada. Con esta técnica es posible resolver muchas imperfecciones.

Ya hemos mencionado algunos de los problemas que se presentan más comúnmente a nivel de ojos y párpados, pero, si aún te quedan dudas, vale la pena ahondar en ello para que puedas darte una idea de qué maneras podría ayudarte una sencilla intervención oculoplástica. Sin embargo, antes de abordar el tema que hoy nos compete, es necesario que recuerdes que este tipo de operaciones siempre deben ser realizadas por un profesional altamente capacitado, titulado y con experiencia como el doctor Candial, refiere Noticias en Salud.

Otro de los signos de edad molestos para la mayoría de las mujeres mayores de 45 años, es el abultamiento en la piel que se produce en los párpados inferiores. La cirugía está orientada precisamente a corregir este problema estético. Se trata de una de las técnicas más demandadas en todo el mundo.

Se realiza mediante anestesia local y sedación para trabajar en la reparación de las bolsas bajo los ojos o el exceso de piel en los párpados, ya sea por asuntos estéticos o médicos.

Entropión

Este caso es uno de los más recurrentes al momento de solicitar la intervención; es un trastorno en el que el párpado, sobre todo el inferior, se invierte de modo que las pestañas frotan el globo ocular, causando molestias.

Los especialistas coinciden en que los ungüentos y lágrimas artificiales contribuyen a reducir tus molestias, porque en la mayoría de los casos, es menester que acudas a una revisión porque al no tratarlo, puede dañar la córnea.

Foto cortesía

Ectropión

Consiste en una afección en la que los párpados se pliegan hacia afuera, dejando la superficie de tu párpado expuesta, propensa a irritación e infecciones. Es un trastorno más frecuente en adultos mayores, afectando solo al párpado inferior en la mayoría de los casos. Los escenarios más graves de ectropión son aquellos en los que todo el largo del párpado inferior tiende a plegarse hacia el exterior, mientras que los pacientes con un pronóstico más leve solo tienen un segmento comprometido. Al igual que en el caso del entropión, las lágrimas artificiales medicadas pueden ser útiles, pero la oculoplastia es la mejor opción.

Sabes qué es la oculoplastia?
Foto cortesía: Clínica Baviera

Lesiones palpebrales

Es frecuente que en los párpados aparezcan lesiones; para esto los pacientes recurren a la oculoplastia cuando hay orzuelos que no desaparecen, xantelasmas, verrugas o papilomas.

También hay que considerar que las heridas en los párpados pueden no corregirse con la opción medicamentosa, sino que son susceptibles a cirugía.

Alteraciones estéticas

Son el resultado de un procedimiento quirúrgico mal aplicado, cicatrices, piel caída y arrugas alrededor de los ojos. Para esto se realiza una operación con ácido hialurónico, un componente presente de manera natural en la pie, esencial para nutrir este órgano con colágeno y elastina.

Comenta y se parte de nuestra comunidad