Foto Referencial

Acidez, gases, pesadez, dolor, hinchazón abdominal… Son trastornos frecuentes después de las comidas copiosas. Descubre que infusiones de plantas puedes tomar tras el postre para sentirte más ligera.

Infusiones para los malestares estomacales

Infusión de boldo

El boldo contiene un aceite esencial conocido como cineol, el cual actúa como tónico para el hígado y el sistema digestivo. Su infusión ayuda a calmar la acidez en el estómago y disminuye el dolor y la inflamación. Así, es excelente para combatir la indigestión.

Infusión de hinojo

La bebida de hinojo es uno de los remedios tradicionales contra las digestiones pesadas. Tiene propiedades carminativas que combaten el exceso de gases y, adicionalmente, reduce las agruras y el dolor abdominal.

Infusión de comino

El comino es uno de los mejores carminativos naturales y, debido a esto, está indicado para el tratamiento de la indigestión. Estas propiedades ayudan a eliminar los gases acumulados en el intestino y disminuyen la inflamación y pesadez.

Foto Referencial

Infusión de anís

El anís contiene una sustancia llamada anetol que ayuda a digerir los alimentos y combatir la indigestión. Su efecto carminativo combate el exceso de gases y reduce la hinchazón del abdomen.

Es uno de los remedios más efectivos contra la indigestión pues, entre otras cosas, tiene un efecto calmante que reduce el dolor abdominal. Además se ha comprobado que sirve como protector gástrico. Debes evitar este remedio si tienes enfermedades del hígado o gastritis.

Manzanilla para combatir la pesadez

Es una de las plantas más digestivas. Contribuye a que no se acumulen gases en el estómago y alivia la pesadez abdominal. Además, su sabor suave y agradable es ideal para finalizar cualquier comida.

Jengibre contra el reflujo

Esta planta es tonificante, antiinflamatoria y mejora la inapetencia y las náuseas. También refuerza la válvula del esófago y previene el reflujo, además de ayudar a tratar los trastornos digestivos provocados por una producción insuficiente de ácidos gástricos. Prepárala en decocción de 1⁄2 rizoma por vaso.

Con información de: Sumedico

Lea también: Frutos secos: ¿es mejor comerlos crudos o tostados?

Comenta y se parte de nuestra comunidad