Imagen referencial

También conocido como «la farmacia del pobre», es un eficaz remedio para los problemas respiratorios como la tos, la gripe o los resfriados.

Las flores de este árbol se emplean sobre todo para disminuir la fiebre, calmar las irritaciones y bajar la inflamación. En la medicina natural también se recurre a la flor del saúco por su efecto laxante y para tratar dolencias de carácter respiratorio.

El saúco combate resfriados y gripes

La infusión de flores de saúco y el extracto de bayas (300 mg, tres veces al día) reducen la intensidad y duración de los síntomas de gripes y resfriados, según un estudio realizado en la Universidad Técnica de Queensland y publicado en la revista Nutrients.

En otros trabajos se han administrado otras presentaciones y dosis. Por ejemplo, en un estudio se estudió da a los participantes 175 mg y se consigue una mejoría de los síntomas en 24 horas. Y en otra investigación se toma 15 ml de jarabe de saúcocuatro veces al día.

Para fortalecer el corazón

Varios estudios indican que actúa positivamente sobre varios factores de riesgo para el corazón: hipertensión, niveles altos de azúcar y de ácido úrico en sangre.

El alto contenido en antocinaninas –los pigmentos que les confieren el color morado–de las bayas explica el efecto beneficioso sobre el sistema cardioavascular, según estudios publicado en Phytotherapy Research y en British Journal of Nutrition.

Para superar el desánimo

Un estudio de la Universidad Mandazaran (Irán) muestra que el extracto posee efecto antidepresivo.

Se utilizó una dosis de 1.200 mg de extracto de baya por kilogramo de peso corporal. Puede ser útil en caso de sufrir síntomas leves.

Estimula las defensas

El alto contenido en compuestos antioxidantes colabora con la inmunidad en la lucha contra los efectos dañinos de los radicales libres generados por el metabolismo energético o procedente del exterior.

En este sentido destacan las antocianinas y los compuestos fenólicos, que retrasan el envejecimiento de los tejidos y previenen una larga lista de enfermedades, entre ellas el cáncer.

El extracto de saúco también es capaz de incrementar el número de glóbulos blancos que luchan contra virus y bacterias, según un ensayo realizado en la Universidad de Bucarest.

Imagen referencial

Previene las úlceras de estómago y duodeno

Un estudio realizado por los doctores Porter y Bode, de las universidades de Washington y Saint Martin respectivamente, ha probado que el extracto de saúco inhibe la multiplicación de la bacteria Helicobacter pylori,que provoca úlceras digestivas y aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de colon. El estudio ha sido publicado en Phytotherapy Research.

Favorece la depuración del organismo

El extracto hidroalcohólico de saúco aumenta la frecuencia urinaria (diuresis) y la excreción de sales, ha probado un estudio publicado en Phytotherapy Research.

Esta propiedad, además de favorecer la eliminación de toxinas, previene la formación de cálculos renales.

¿Cómo preparar saúco?

Lo más normal es que el saúco se prepare en forma de infusión. De esta manera se aprovecharán mejor sus beneficios. En una taza de agua hervida echaremos desmenuzadas las flores del saúco. Las tapamos y las dejaremos en reposo por espacio de cinco minutos. Para acabar se le puede echar una cucharada de azúcar o de miel para que no sea tan amargo. Bastará con que eches una cucharada en cada taza de la flor del saúco.

En ningún momento debe consumirse la flor del saúco en grandes cantidades, de ahí que siempre se aconseje como infusión. Esto es debido a que tiene compuestos tóxicos.

Fuente: Okdiario

Lea también: Conoce la verbena: Planta milenaria usada para aliviar diferentes dolores

Comenta y se parte de nuestra comunidad