Imagen referencial

La eritrofobia es una fobia catalogada en las llamadas sociales.

Por lo general, la persona que sufren de eritrofobia tiende a ruborizarse en situaciones de exposición en público. Esta reacción le produce estrés y ansiedad y hace que tienda a evitar este tipo de compañía.

Síntomas de la eritrofobia

Cuando la persona siente que se está empezando a poner roja, esto le produce una mayor sensación de rojez. Además, suele sentir otros síntomas:

  • Sudor
  • Temblor
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Respirar con dificultad
  • Balbucear

Causas y consecuencias de la Eritrofobia

Una de las principales causas que suelen desembocar un sonrojo en la cara suele ser cuando la persona en cuestión es el centro de la conversación. Por lo general, este tipo de personas rechazan la idea de que todo un grupo les mire directamente.

Cuando esto ocurre, y se hace visible la rojez, se sienten mal consigo mismo y piensan que el resto va a menospreciarles o humillarles.

Esto puede deberse a un pasado traumático, en el que durante su infancia un grupo de personas se reían por dicho mismo motivo.

En ocasiones, el propio miedo por ruborizarse es el que lo desencadena y la ansiedad formar parte del día a día de esa persona.

Para evitar pasar por todos esos sentimientos, puede llegar a evitar tener contacto con las personas, por eso, se considera a la Eritrofobia una fobia dentro de las fobias sociales.

Lea también: Atazagorafobia o miedo al olvido: síntomas, causas y tratamiento

Con información de: https://www.hogarmania.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad