Imagen referencial

Rejuvenecer el rostro puede parecer una misión casi imposible, pero hacerlo puede ser sencillo y natural siguiendo estos simples consejos.

Descubre en este artículo algunos tips para tener un cutis joven, firme y luminoso.

Tomate

Una mascarilla de rodajas de tomate puede hacer maravillas en la piel cansada. Aplica esta mascarilla durante 20 minutos una vez a la semana. Tendrás una piel suave, joven e hidratada. Si tienes inflamación de la piel, aplica jugo de tomate en las áreas afectadas todos los días. Para mejorar el estado general de tu piel, elabora una mascarilla compuesta por pulpa de tomate fresco y aceite de oliva.

Azúcar

El azúcar es un exfoliante natural. Purifica suavemente la piel, elimina las células muertas y deja la piel suave, tersa y brillante.

Para utilizar este remedio solo tienes que masajear suavemente tu rostro con una pequeña cantidad de azúcar cada semana. Para que la sensación no sea tan rugosa, puedes mezclar el azúcar con un poco de aceite de oliva.

Aceite de oliva

El aceite es uno de los remedios más eficaces para rejuvenecer la piel. No provoca alergias. Basta con una pequeña gota. Reduce las arrugas, hidrata la piel y la vuelve muy suave. Lo que tienes que hacer entonces es purificar tu rostro con gotas de aceite mañana y noche, que usarás como si fuera una loción. Aplica también una pequeña cantidad de aceite debajo de los ojos en lugar de tu crema habitual, para deshacerse de las patas de gallo. También puedes poner una gota en cualquier mascarilla o crema que uses todos los días.

Pepino

La mascarilla de pepino es un remedio eficaz para el acné. Tonifica y da un impulso de frescor a tu cutis y a tu piel. Corta el pepino en rodajas y colócalas en el rostro durante al menos 15 minutos. Haz esto dos o tres veces por semana.

Patatas

Las patatas pueden ser también una fuente de juventud para la piel. Eliminan pequeñas arrugas y unifican el color de la piel.

Para sacarles partido solo tienes que hacer compresas de jugo de patata o una mascarilla de patata rallada (cruda) todos los días. Deja la mascarilla por 15 minutos. Para que tu piel sea más elástica y tu rostro tenga un contorno bien definido, puedes añadir un limón exprimido a las patatas ralladas.

Foto cortesía

Limón

El limón es un gran remedio para blanquear la piel, eliminar manchas y eliminar los puntos negros. Usa el jugo de un limón como tónico, y lo aplicas en tu cara todos los días. El limón unifica el tono de la piel y le da un aire muy saludable, aunque debes procurar aplicarlo solo de noche ya que por el día puede tener el efecto contrario si sales a la calle y te da el sol.

Aloe vera

El jugo o la pulpa del aloe vera hacen que la piel sea suave y hermosa, si la usas con regularidad. El aloe vera elimina las marcas de acné, reduce las cicatrices e incluso puedes usarlo para curar quemaduras. Frota la piel diariamente con aloe vera, como si fuera una loción, y usa la pulpa a modo de mascarilla una vez por semana: déjala actuar 10 minutos y enjuaga con agua tibia.

Miel

La miel es uno de los mejores humectantes. Considerando que contiene minerales y otros nutrientes, así que tiene la capacidad de rejuvenecer las células, acelerar su crecimiento y renovar la piel. Si usas miel con regularidad, incluso puede reducir tus arrugas. Pero recuerde comprobar primero que no seas alérgico.

Lo que debes hacer es aplicar miel sobre la piel del rostro y cuello. Después de 20 minutos, enjuaga con agua tibia. Si quieres tener un efecto rejuvenecedor, usa miel y canela en proporciones iguales.

Bicarbonato de sodio

Este otro remedio natural regenera, purifica y estimula el funcionamiento de las células de la piel. Es mejor no aplicarlo solo. La mezcla de bicarbonato de sodio y aceite de oliva en proporciones iguales, una vez por semana, sirve como exfoliante. O también, mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio y una cucharada de yogur natural, y te lo colocas en el rostro durante 10 minutos. Esta mascarilla tonifica y rejuvenece la piel.

Aceite de coco

El aceite sin refinar nutre, humedece y tonifica la piel, la suaviza porque elimina las células muertas. Este asombroso remedio te da resultados inmediatos: te verás más fresca y joven.

Aplica una capa fina de aceite de coco y, cinco minutos más tarde, retira los restos con una toalla de papel.

Vitamina E

Puedes encontrar cápsulas de vitamina E en cualquier farmacia. Puedes tragarlas, pero también puedes aplicarlas directamente en tu cara para un efecto embellecedor. Ayuda a renovar tu piel, mejora tu apariencia, tonifica el contorno de tu rostro y reduce las arrugas. ¿Qué más se puede pedir?

Otra opción es agregar una pequeña gota de vitamina E a todas tus mascarillas faciales. Mezcla la vitamina con su crema habitual y pon un poco en los labios también.

Aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta es un elixir milagroso de juventud. Su uso regular puede eliminar pequeñas arrugas, líneas de expresión (patas de gallo) y signos del cambio de edad. Aplica una gota de este aceite todos los días en tu rostro, como una loción. Añade unas gotas a tu crema o mascarilla habituales.

Con información de: Okdiario

Lea también: ¿Qué deberías comer y qué no durante la menstruación?

Comenta y se parte de nuestra comunidad