osteoporosis atusaludenlinea
Foto cortesía: El Periódico Mediterráneo

La osteoporosis es una enfermedad esquelética, progresiva, y caracterizada por una pérdida de densidad mineral ósea (DMO), que resulta en huesos frágiles y debilitados que son más propensos a romperse que aquellos sin la afección.

Lea también: En Hollywood lloran por la modalidad «streaming» de las películas

La mayoría de las personas reciben el diagnóstico luego de un impacto físico en el cuerpo, o una caída que provoca fracturas. Estas se producen generalmente en muñecas o vértebras.

En algunos casos, los estornudos o la tos pueden provocar la fractura de las costillas o el colapso de las vértebras. En ese sentido, se asocian varios factores de riesgo con la aparición de la osteoporosis.

Las múltiples investigaciones han encontrado que las personas con enfermedades inflamatorias en el intestino, como la enfermedad de Crohn, tienen más probabilidades de tener niveles más bajos de DMO.

Un equipo del Hospital Universitario de Heidelberg, en Alemania, estudió los factores asociados con la DMO, en una muestra de pacientes con la enfermedad de Crohn.

Aquellos con esta enfermedad eran significativamente más propensos a tener una densidad mineral ósea más baja. Por lo tanto, un mayor riesgo de osteoporosis.

Aquellos con esta enfermedad eran significativamente más propensos a tener una densidad mineral ósea más baja; por lo tanto, un mayor riesgo de osteoporosis, si se habían sometido a resecciones intestinales tenían un índice más bajo y eran hombres.

Sobre estos hallazgos, los autores argumentaron que los pacientes masculinos con enfermedad de Crohn, los pacientes con un IMC bajo y un historial de resecciones intestinales deben evaluarse buscando una DMO baja.

La osteoporosis es una complicación común y adversa de los trastornos alimentarios, caracterizada por una pérdida de peso dramática o un IMC bajo. Los hombres y mujeres jóvenes con anorexia nerviosa (AN) desarrollan rápidamente una disminución de la DMO, tras la aparición de la enfermedad psiquiátrica.

A diferencia de algunas de las otras complicaciones asociadas con la AN (que a menudo se pueden revertir después de la rehabilitación nutricional y la restauración del peso), los médicos encuentran que una DMO baja puede ser irreversible para estos pacientes, de hehco, pueden suponer un aumento del riesgo de fracturas de por vida.  

Traumatología. Osteoporosis. Cuando nuestros huesos se debilitan -  Eborasalud

La DMO baja en personas con anorexia es causada por una variedad de factores, que incluyen niveles bajos de estrógeno y testosterona, niveles reducidos de factores de crecimiento similar a la insulina y niveles elevados de cortisol, refiere Noticias en Salud.

Los factores hormonales están asociados con un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis en las mujeres en comparación con los hombres. El estrógeno es vital para la salud de los huesos y puede influir en los niveles generales de densidad ósea.

Las mujeres corren un riesgo mayor si han pasado por la menopausia antes de los 45 años. Por otro lado, se desconoce menos sobre los factores que contribuyen a la osteoporosis en los hombres. Estudios sugieren un vínculo con la testosterona.

Un nivel bajo de testosterona está relacionado con el abuso de alcohol y el consumo de medicamentos específicos, incluidos los esteroides.

Prevención

Hay varias recomendaciones para aquellos con mayor riesgo de desarrollar osteoporosis, para mantener huesos sanos.

Hay varias recomendaciones, como el ejercicio regular, que es fundamental para mantener la salud cardiovascular y ósea.

Por eso, se recomienda que los adultos de hasta 64 años realicen un mínimo de dos horas de ejercicios aeróbicos de intensidad intermedia.

Asimismo, entrenar la resistencia con pesas para aumentar la densidad ósea y reducir la probabilidad de desarrollar osteoporosis.

La dieta también juega un papel fundamental en la salud de los huesos; ayuda a aumentar la densidad ósea. La vitamina D y el calcio son igualmente esenciales para mantener los huesos fuertes.

Se recomienda a los adultos consumir 10 mg de vitamina D y 700 mg de calcio al día y, cuando sea posible, llevar una dieta sana y equilibrada, que incluya alimentos como yogur, yemas de huevo y salmón.

Comenta y se parte de nuestra comunidad