Foto Referencial

«Al dormir el cuerpo se resetea de nuevo para el día siguiente», porque en el sueño es donde se renuevan todos los tejidos, hormonas, ritmos circadianos y melatonina.

Explica Wartan Keklikian, cirujano Laparoscopico, miembro de la Unidad Bariátrica y Metabólica la clínica La Floresta, quien detalla que el cuerpo humano cuando es adulto está diseñado para dormir de 7 a 9 horas diarias.

«Cuando se duerme menos o más, es malo. Si es por encima de 9 horas y si es por debajo de 7 horas también», asegura el Dr. Keklikian.

Cuando se duerme poco la persona está irritada, de mal humor, las emociones se alteran, las hormonas cambian y la hormona del estrés el cortisol aumenta, dice el cirujano Laparoscopico.

Señala que los trasnochos también influyen en las hormonas de peso, «el tejido adiposo disminuye y la hormona del hambre aumenta los niveles de ansiedad de comer carbohidratos, se come más y se engorda», dice el Dr. Keklikian. 

Incluso dice el cirujano Laparoscopico que aumenta el índice de masa corporal en las personas que duermen poco, así no lo hagan todos los días y en pocos meses.

«Aumenta más del 4%, los paciente se vuelven hipertensos porque se les sube la tensión a más de 130 cuando debería estar en 120», señala el Dr. Keklikian. 

También hay secreción de insulina, porque baja en 20% y hay predisposición de diabetes mellitus, gastritis y cae la presión del sistema inmune, aunado a la predisposición de cáncer, detalla el cirujano Laparoscopico.

Además de tener más riesgo de demencia y Alzheimer, «porque no se renuevan las proteínas cerebrales y disminuyen los reflejos», indica el Dr. Keklikian. 

Dormir poco genera «deuda del sueño»

Quien refiere que si la persona se trasnocha uno, dos o tres veces ocasionalmente, no pasa nada si luego retoma sus hábitos, pero si  es repetitivo, hay una deuda de sueño importante.

«No es lo mismo una persona que se trasnoche que sea atlética y que coma sano a otra sedentaria, no tiene la misma capacidad funcional y le pegara más a esta persona que tiene malos hábitos de vida», asegura el cirujano Laparoscopico.

Por el contrario de dormir menos, el Dr. Keklikian, afirma que si se duerme más de 9 horas, se altera el equilibrio de la salud y también hay predisposición a la obesidad.

«Los dos extremos son malos, los ritmos hormonales y circadianos  también se alteran, y lo mismo ocurre cuando hay el jet lag», agrega el cirujano Laparoscopico.

Wartan Keklikian, cirujano Laparoscopico, miembro de la Unidad Bariátrica y Metabólica la clínica La Floresta, coloca a disposición las cuentas @cirujanolaparoscopico @ubam_vzla en Instagram para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Comenta y se parte de nuestra comunidad