Foto

Europa debate conceder más libertad de movimiento a quienes presenten un certificado de conexión contra el covid-19.

Y es que en Europa no había distanciamiento físico, sino fiestas y viajes, ahora con la pandemia del covid-19, ansían volver a esa normalidad.

Es por ello que muchos esperan que la vacuna les devuelva a su vida de antes.

Pero muchos europeos ven el proceso de vacunación como lento, porque pasarán meses para hayan vacunas para todos y así poder disfrutar de privilegios como viajar libremente.

El Primer Ministro de Grecia, ha dicho que un certificado de vacunación europeo ayudaría a restaurar los viajes transfronterizos y el turismo en su país.

Resalta que sería un incentivo para que la gente de un paso adelante y se vacune, con esa motivación y explicarles que es importante crear finalmente un sistema de protección.

Otros países europeos tienen un enfoque común sobre lo que se puede hacer con ese certificado, ya que sería una decisión política y jurídica y esto es algo que se debatirá en las instancias.

Para fijar reglas comunes y encontrar el equilibrio adecuado, por ejemplo: combinar un certificado o un test negativo, si la persona no se ha vacunado.

Europeos se oponen al certificado de vacunación

Quienes se oponen a esta idea, dicen que condicionar ciertos derechos a los certificados dividiría a los europeos en dos categorías: los vacunados y los que no.

Los organismos reguladores advierten que hay riesgo que el no tener un certificado podría ser un motivo de discriminación, por ejemplo en el trabajo.

Porque como cualquier otro documento sanitario se tiene que estar preparado para determinados propósitos.

Y las vacunas ofrecen un nivel de protección a quienes se las colocan, pero aún no está claro si impiden que los vacunados transmitan el virus.

Por eso es el temor de dar libertad de movimiento a la gente que se ha vacunado y supone una amenaza a quienes no lo han hecho.

Con información de www.dw.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad