Foto Referencial

Bailar, es una de las mejores manerar para liberar las tensiones del cuerpo y moldear la figura. Este es el mantra de la danza del empoderamiento femenino. Una disciplina que combina movimientos de danza del vientre, danza polinesia, kundalini y ayurveda. ¿El propósito? Alcanzar el mayor bienestar posible a través del movimiento físico del cuerpo.

La danza del empoderamiento femenino, se trata de una forma de ser y de bailar muy específica. Así la define la profesora de danza, Rous Baltrons, quien ha creado esta versión: «Los Infinitos de tu Cuerpo», una disciplina que parte de movimientos ciclicos y  repetitivos, a fin de guíar a las alumnas hacia un proceso de reconexión con su fuerza interior.

Es justo esa fuerza y conexión con el interior de donde proviene la idea del empoderamiento femenino. Una manera de conectar con nuestro cuerpo, con nuestras emociones y con esa sensualidad propia de cada mujer.

Son muchas las mujeres y profesionales de la meditación y el baile que, como Rous Baltrons, dictan cursos y talleres relacionados con la danza y la fuerza que ésta puede otorgar a las mujeres, ayudándoles a amar y a aceptar su cuerpo de una manera plena y consciente.

Ya son más de 28.000 mujeres las que siguen en redes sociales los consejos de Rous Baltrons, quien con más de 20 años de experiencia como profesora de danza y más de 10 años como facilitadora, es un ejemplo de su éxito y su pasión por el baile

Más de mil mujeres se encuentran virtualmente cada mes para bailar y disfrutar de los ejercicios específicos para el cuerpo de la mujer como meditaciones, danza-mantras, las prácticas de respiración o los mudras.

Beneficios terapéuticos de la danza del empoderamiento femenino

Existen estudios que demuestran que la depresión afecta tres veces más a las mujeres que a los hombres y, justamente, «en esta tendencia de la mujer hacia la tristeza hay un componente hormonal y otro de género«, explica Rous Baltrons.

Por eso, una de las herramientas para mantenerse saludable y evitar caer en estados prolongados de tristeza es el movimiento. Moverse, como sea, pero activando esa fuerza que reside en el interior del cuerpo de la mujer.

La clave de este tipo de baile está en este tipo de danza nutre la parte física, emocional y espiritual de las mujeres. Es decir, conecta el cuerpo y la mente para reactivar toda la energía que poseen.

Lo importante a tener en cuenta es que el cuerpo es un cajón inmenso que siente emociones, sentimientos y estados de ánimo y los almacena en órganos, músculos y células. Pero cuando no nos movemos, con el tiempo esas emociones negativas como la frustración o la tristeza, se pueden ir enquistando y cuasando tensiones. Por algo se dice eso de, ¡libera tu cuerpo, libera tu mente!

Parte de esta danza del empoderamiento femenino pasa por recuperar lo que ancestralmente era de las mujeres, como la danza del vientre. Este tipo de baile, tradicionalmente, era una práctica que favorecía la conexión de la mujer con su fuerza interior, con la luna y con la sensualidad. Por ejemplo, los movimientos sinuosos de las caderas permiten despertar la creatividad y acompañar a otras mujeres en el parto.

Lea También: ¿Cuál es el mejor ejercicio cardio para perder peso?

Con Información de: Objetivobienestar.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad