Infusión de frutas
Foto Referencial

Si estás buscando una bebida saludable y deliciosa, necesitas una buena infusión, conoce sus beneficios y aprende a prepararlas.

¿Qué es?

Es el resultado que se obtiene de introducir en agua diferentes ingredientes como hojas, flores, raíces, cortezas, frutas o semillas. En general está palabra hace referencia a un modo de preparación, más allá de una bebida, precisamente por esto puede ser fría o caliente y de tantos sabores como imagines.

Para preparar correctamente una infusión se debe dejar reposar los ingrediente de 10 a 15 minutos, antes de tomarla, esto permite que los ingredientes suelten sus esencias y le den un buen sabor al agua. Lo mejor de una infusión es que puedes prepararla caliente o fría, por lo que puedes consumirla en cualquier época del año.

Formas de hacer una infusión

Añadiendo los ingredientes (frutas u hojas) en agua hirviendo para dejar reposar unos minutos y después filtrar.

Colocar los ingredientes en agua fría y luego llevarla a un punto de ebullición, filtrarla y beberla fría o caliente, a esto se le conoce como decocción.

La maceración, se trata de dejar reposar en agua fría los ingredientes para que comiencen a liberar sus esencias y le den sabor a la bebida. Para esta puedes usar también agua mineralizada y agregar cubos de hielo para que sea más refrescante.

Recetas para preparar una infusión de frutas

Otra de las ventajas de preparar una infusión de frutas en casa es que podemos ampliar posibilidades para variar el sabor. De este modo, consumir agua a lo largo del día deja de ser aburrido y resulta más nutritivo. No podemos olvidar que las frutas están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes muy beneficiosos.

Infusión de frambuesas y menta

Esta agua frutal es altamente saludable por su contenido en antioxidantes y fibra. Ayuda a mantener tu cuerpo saludable e hidratado. Si no tienes frambuesas a la mano, las puedes remplazar por fresas.

Ingredientes

  • 1 taza de frambuesas (200 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • Menta (al gusto)

Preparación

  • Primero, pon a hervir las tazas de agua.
  • Cuando alcancen su punto de ebullición, agrega las frambuesas y la menta y déjalas reposar a temperatura ambiente.
  • Posteriormente, trasfiere la bebida al refrigerador.
  • Consúmela fría 2 o 3 veces al día.

Infusión de naranjas y moras

Esta deliciosa infusión es ideal para hidratarte y fortalecer el sistema inmunitario. Tanto las naranjas como las moras contienen vitamina C, nutriente esencial para fortalecer las defensas. También resulta muy digestiva gracias a su perfecta combinación de agua y fibra.

Ingredientes

  • 2 naranjas
  • 1 taza de moras (200 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Primeramente, corta las naranjas en varias rodajas y lava las moras.
  • En seguida, deja hervir el agua y agrégale la fruta.
  • Cuando esté tibia, introdúcela al refrigerador o agrégale hielo.
  • Tómala 2 o 3 veces al día.
Infusión de frutas
Foto Referencial

Infusión de arándanos y limón

Esta bebida resulta altamente refrescante y nutritiva, con propiedades anti infecciosas e inmunoestimulantes.

Además de refrescarte, preparar esta infusión de frutas te ayuda a combatir las infecciones urinarias y malas digestiones. Sus antioxidantes ayudan a luchar contra el estrés oxidativo y fortalecen las defensas para evitar el ataque de virus y bacterias.

Ingredientes

  • 1 taza de arándanos (200 g)
  • 3 limones
  • 3 tazas de agua (750 ml)
  • Hielo (al gusto)

Preparación

  • Lava bien los arándanos y ponlos en una jarra con agua.
  • Luego, corta los limones en rodajas y agrégalos.
  • Deja reposar la bebida por lo menos 2 horas para intensificar su sabor.
  • Pasado este tiempo, agrega hielo al gusto y consume.
  • Distribúyela para 3 o 4 tomas al día.
Infusión de frutas
Foto Referencial

Infusión de frutas con naranja y kiwi

La infusión cítrica con naranja y kiwi te ayudará a mantener hidratado mientras le brinda un “plus” de vitamina C a tu organismo. Su consumo regular ayuda a mejorar el funcionamiento de los riñones, estimulando la eliminación de líquidos retenidos. Además, es saciante y ayuda a frenar la ansiedad.

Ingredientes

  • 2 naranjas
  • 3 kiwis pelados
  • 3 tazas de agua (750 ml)

Preparación

  • Primero, corta las naranjas en varias rodajas sin retirarles su cáscara.
  • Luego, pela los kiwis y córtalos a tu gusto.
  • A continuación, vierte los ingredientes en una jarra con agua.
  • Deja reposar la infusión 2 horas en el refrigerador.
  • Tómala 3 o 4 veces al día.

Infusión de sandía y agua de coco

Esta infusión frutal es ideal para los días más veraniegos y calurosos pues resulta refrescante y muy nutritiva.

La combinación de sandía y agua de coco es sencillamente refrescante. Puedes disfrutar esta infusión de frutas en los días de verano o cuando sientas mucho calor. Por supuesto, también la puedes hacer de forma regular para aumentar tu consumo de bebidas saludables.

Ingredientes

  • 1 taza de cubos de sandía (200 g)
  • 3 tazas de agua de coco (750 ml)
  • El zumo de 1/2 limón

Preparación

  • Primero, pela la sandía y córtala en varios cubos.
  • Una vez obtengas la cantidad sugerida, agrégalos en una jarra y cúbrelos con el agua de coco.
  • Deja que repose unas 2 horas y, por último, agrega el zumo de medio limón.
  • Añade hielo al gusto y disfrútala.

Ahora que sabes cómo preparar una infusión de frutas, no dejes de disfrutar sus sabores en casa. Como lo puedes notar, son recetas variadas que, entre otras cosas, le aportan importantes nutrientes a tu cuerpo.

Con información de: Mejorconsalud

Lea también: Shots energéticos naturales: ¿Cómo hacerlos? y sus beneficios

Comenta y se parte de nuestra comunidad