Hipertensión Arterial
Foto Referencial

La hipertensión arterial es una de las enfermedades crónicas que afecta alrededor del 30 o 45 por ciento de la población. Es más común en edad avanzada (llegando a más del 60 por ciento en personas con más de 60 años), y una de las patologías cardiovasculares que constituyen la primera causa de muerte en países occidentales.

De igual modo, todos los expertos coinciden que los valores en la presión arterial sistólica (durante los latidos) deben entre 120 y 129 mmHg, y la presión diastólica (cuando el corazón se relaja) entre 80 y 84 mmHg, lo que reduciría de forma significativa el riesgo de complicaciones como infarto al miocardio, enfermedades cerebro vasculares o insuficiencias renales.

La piedra angular para prevenir la hipertensión arterial o reducir las cifras de presión -cuando ya se ha diagnosticado es cambiar a un estilo de vida saludable, y aquí te ofrecemos algunas recomendaciones.

Recomendaciones para disminuir la hipertensión arterial

Foto Referencial

En primer lugar, hay que seguir una alimentación saludable. El sobrepeso es una de los factores de riesgo de la hipertensión y si mantenemos una dieta equilibrada disminuirá la presión arterial elevada. Reducir el consumo de sal en las comidas, la ingesta de alcohol y frituras reemplazarlos por frutas, verduras, legumbres, frutos secos y proteínas como el pollo o el pescado son algunas de las principales indicaciones. 

La práctica diaria de actividad física logra disminuir las cifras de la presión arterial elevada. Prueba a hacer ejercicio, al menos, 30 minutos al día. Además, «aumenta la masa muscular y la capacidad de esfuerzo, ayuda a controlar el peso y logra disminuir el riesgo cardiovascular«, subrayan desde la Fundación Española del Corazón.

Por otro lado, el tabaco es altamente nocivo para la salud y causa un aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial. Por tanto, las personas con hipertensión deben evitar el consumo de tabaco. Otro de los factores de riesgo asociados es el estrés crónico, ya que eleva la tensión arterial. 

Por ello, debes tratar de eliminar o reducir las situaciones que desencadenan episodios de ansiedad y/o estrés. Prueba a practicar yoga, técnicas de respiración y relajación, salir a caminar o a dedicar tiempo a realizar actividades que te motiven. 

Finalmente, puedes optar por tomar baños con agua caliente que te relajen, sin que la temperatura esté excesivamente caliente para evitar causar un golpe de calor.

Lea También: Analizan placenta de mujeres embarazadas infectadas con Covid

Con Información de: sumedico.lasillarota.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad