ansiedad atusaludenlinea
Foto cortesía

Se demostró que el miedo y la ansiedad hacia el dentista y la odontología en general, aspectos importantes que contribuyen a evitar el cuidado dental, de hecho, evitar acudir a la consulta del dentista se considera la primera causa de la ansiedad dental.

Lea también: Las graves consecuencias de un golpe en los testículos

De esta forma, el miedo dental constituye una de las principales variables responsables de la evitación a la atención odontológica. Con el paso del tiempo, puede requerir un tratamiento más especializado.

No hay duda que este tipo de emociones afecten la calidad de vida, impactando el bienestar psicológico, fisiológico y social de la persona que las sufre.

La ansiedad dental afecta la calidad de vida de la persona que al sufre. La primera es a través del deterioro de la salud oral.

Foto cortesía

La presencia de ansiedad dental se relaciona estrechamente con un empeoramiento progresivo de la salud bucodental en los pacientes, que suelen presentar un mayor número de dientes perdidos y cariados y un menor número de dientes tratados o empastados. También se ha observado un mayor número de lesiones perirradiculares y de pérdida ósea en estos pacientes.

Resultado de imagen de salud bucal 1200x800
Foto cortesía

La ansiedad dental se asocia con un deterioro cognitivo y social, agresividad, tensión, inestabilidad emocional, pensamientos negativos y creencias preexistentes que se pueden ver reforzadas por la experiencia o comentarios externos.

La ansiedad también puede afectar el bienestar de la persona, en especial el deterioro de la salud oral, que condiciona las dificultades en la masticación, dolores, infecciones recurrentes, malestar, y problemas digestivos.

El paciente evita acudir al dentista, incluso cuando lleva tiempo sufriendo dolores o dificultades en su vida diaria.

Con información de: Noticias en Salud

Comenta y se parte de nuestra comunidad