nervios de la mano atusaludenlinea
Foto cortesía

La COVID-19 agravó el síndrome del túnel carpiano, la afectación de uno de los nervios más importantes de la mano, que compromete la sensibilidad y la movilidad de los dedos, especialmente el pulgar

Lea también: Las graves consecuencias de un golpe en los testículos

“Pacientes que tenían síndrome del túnel carpiano leve antes del confinamiento, documentado por pruebas de conducción nerviosa, y que no precisaban intervención quirúrgica, desarrollaron síntomas muchísimo más graves de los que antes padecían, requiriendo cirugía”, señala González del Pino. En condiciones normales, desde que empiezan a apreciarse síntomas hasta que hablamos de afectación grave pasan entre 7 y 10 años, pero “tras padecer Covid-19 observamos que este periodo se reduce de manera drástica a solo 2 o 3 meses”, afirma Juan González del Pino, director del Instituto de la Mano del Hospital Nuestra Señora del Rosario.

Mano de mujer con parálisis cubital.
Foto cortesía

El especialista añade que ha detectado casos con aparición brusca del síndrome del túnel carpiano que antes no padecían o no tenían entidad clínica como para sospechar que lo tenían.

González del Pino contó que ha tenido que atender a tres mujeres, de 45 a 61 años. Dos de ellas, diagnosticadas previamente de síndrome del túnel carpiano con síntomas leves y dolor nocturno.

Otra mujer afectada de parálisis cubital y otro hombre con parálisis cubital de ambos brazos, asociaron al síndrome de túnel carpiano de ambas manos en grados moderado/grave.

“No ha habido uniformidad en los síntomas y afectación que han tenido estos pacientes. La mayoría han tenido sintomatología de media intensidad, fiebre, alteración del gusto y olfato, dolores y molestias musculares, y cansancio. Un paciente de 75 años con parálisis del nervio cubital y síndrome del túnel carpiano de ambas manos tuvo síntomas de mayor gravedad, estuvo ingresado, pero no en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Quizás la diferencia de este paciente con respecto al resto, era su edad y que se trataba de un hombre, mientras que el resto eran mujeres”.

Hombre de 78 años, con atrofia grave de la musculatura del nervio cubital en ambas manos que a los tres meses mostró parálisis avanzada.
Foto cortesía

Coronavirus y el nervio cubital en el codo

Otro nervio que se ve muy afectado tras la infección por coronavirus es el cubital en el codo, como ha podido observar González del Pino. Este nervio es responsable de la sensibilidad de los dedos anular y meñique, de las capacidades de máxima habilidad de la mano (destreza y uso fino de los dedos) y de la fuerza de la pinza.

«En este caso el nervio se afecta en un canal estrecho en el codo por donde discurre entre dos huesos y se producen atrofias musculares máximas en periodos muy cortos de tiempo», afirma el experto consultado. «Los casos que he visto son de tal gravedad que es como si se tratara de una sección o corte completo del nervio».

“Los resultados en los síndromes de túnel carpiano han sido espectaculares, con remisión inmediata del dolor y recuperación de la sensibilidad de la mano. Los de las parálisis cubitales son muy esperanzadores, porque los pacientes han mejorado la sensibilidad y la coordinación de los movimientos finos. Lógicamente estas parálisis tan graves requieren más tiempo de seguimiento para saber si se recuperan completamente”, señala el cirujano.

¿Qué se recomienda a pacientes con síndrome de túnel carpiano o parálisis cubital y Covid-19?

“Los pacientes con síndrome del túnel carpiano agudo acudirán al médico de forma inmediata porque el dolor impide conciliar el sueño”, considera el experto.

Sin embargo, prosigue González del Pino, “los que tienen parálisis cubital es probable que no lo noten hasta que la mano ha perdido volumen y se manifiestan las atrofias musculares. A diferencia del síndrome del túnel carpiano, como este problema no produce dolor, solo cuando el paciente note la repercusión en la movilidad y el uso fino de la mano acudirá al médico. Lo debe hacer de forma inmediata, porque el retraso en la intervención de liberación del nervio puede ser muy perjudicial para la recuperación”.

Con información de: CuídatePlus

Comenta y se parte de nuestra comunidad