Cerebro cuando no duermes
Foto Referencial

Hay momentos en los cuales no podemos conciliar el sueño ni contando ovejas, es por eso, que debemos ser conscientes de cuán perjudicial es para tu nuestro cerebro y organismo general permanecer despiertos durante toda la noche.

Un grupo de neurocientíficos de Noruega realizó un estudio sobre las repercusiones principales en la salud, de quienes alguna vez ha sufrido al menos una noche de insomnio.

Los científicos reclutaron a 21 hombres jóvenes sanos que se sometieron a una serie de pruebas a base de imágenes de tensor de difusión, que indican la difusión del agua en el cuerpo y por lo tanto la salud del sistema nervioso.

Los voluntarios se quedaron despiertos durante 23 horas, y proporcionaron algunas condiciones de control, a los participantes no se les permitió consumir alcohol, cafeína o nicotina durante el estudio, además no podían comer nada antes de la investigación.

Lo que pasa en tu cerebro

Foto Referencial

El informe señaló que existían cambios significativos en la materia blanca del cerebro después de una noche sin dormir, al constatar que la falta de descanso se asoció con la anisotropía fraccional generalizada.

En otras palabras, esto se refiere a una degradación que sufren las redes de la ‘conectividad’ dentro del cerebro. Los cambios se observaron en toda la parte que cubre el cuerpo calloso, el tronco cerebral, el tálamo, extensiones temporales y parieto-occipital y frontal de el cerebro. 

Lo que no está tan claro es si podría un largo sueño al día después recuperar todo el daño ocasionado. También aseguran qué otros factores contribuyen a estos cambios en la composición de nuestro tejido neuronal.

«Mi hipótesis sería que los supuestos efectos de una privación del sueño en la sustancia blanca microestructura son de corto plazo y se podrían revertir después de que uno tenga un par de noches de sueño normal«, afirma Torbjørn Elvsåshagen investigador principal.

Sin embargo, podría existir la hipótesis de que la insuficiencia crónica de sueño puede conducir a alteraciones más duraderos en la estructura cerebral. 

Dos de los sujetos en la prueba no mostraron el mismo comportamiento en el patrón cerebral que los demás, lo que indica que tal vez algunos de nosotros tenemos cuerpos que están mejor protegidos contra los efectos de la privación del sueño.

Lea También: Mindfulness: cómo aquietar la mente en los momentos difíciles

Con Información de: 20minutos.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad