múltiples parejas sexuales atusaludenlinea
Foto cortesía

El sexo está marcado por un componente social de la perspectiva de género, que siempre lleva a prejuicios. Uno de ellos es el hecho de tener muchas parejas sexuales, percepción que varía a nivel individual.

Lea también: Las graves consecuencias de un golpe en los testículos

A juicio de los expertos, una persona considera que ha tenido muchas parejas sexuales en comparación con su entorno o con lo que ella misma cree normal. En este sentido, un factor que desencadena sentimientos de frustración es la comparación con el entorno.

“Si el entorno es más conservador y se mueven en la monogamia y parejas estables con hijos, es posible que aparezca la frustración”, afirma Mira, sobre todo, si se trata de personas que creen que esa es la vida de que deben tener. “Además, puede aparecer la creencia de que no se comprometen con nadie y eso puede provocar mucho malestar, como que no llega esa persona adecuada ”, señalan.

Los expertos indican que el hecho de tener múltiples parejas sexuales no significa «tener una tara» y recuerda que es importante aceptar «que somos seres sexuales y que el problema no es tener o no pareja».

Resultado de imagen de múltiples parejas sexuales
Foto. Revista Open

Roles de género y sexualidad  

Con respecto a cómo influyen los roles de género a la hora de considerar cuántas parejas sexuales son demasiadas, la portavoz del Colegio Oficial de Psicología de la Comunidad Valenciana estima que, desgraciadamente, todavía tienen un papel decisivo. “Aún se sigue creyendo que cuantas más parejas sexuales tenga un varón, será un Don Juan y mejor amante y la mujer es una guarra”, detalla Mira.

Resultado de imagen de múltiples parejas sexuales
Foto. Revista Open

En su experiencia, esta psicóloga advierte que en consulta todavía escucha por parte de los hombres frases del tipo Yo para un rollo prefiero estar con chicas experimentadas para pasarlo bien y que sean muy liberales. En cambio, para una relación estable si la chica es muy abierta me pone nervioso. Por otra parte, esta experta comenta que las mujeres se sienten muy juzgadas en el plano sexual y no son capaces de liberarse como desean. “Y esto es irreal, ya que en una relación monógama (heterosexual), cuando empieza la monotonía, le pedimos a nuestras parejas más apertura y liberación. Por lo tanto, entramos en contradicciones continuamente”, apunta, refiere CuídatePlus.

Un punto clave para manejar estos sentimientos, según los expertos, es trabajar la autoestima y el amor propio sin caer en comparaciones con el resto.

“Lo importante son las expectativas creadas por la educación, experiencias, decepciones y lo que nos mueve a buscar pareja mediante una reestructuración cognitiva y con educación sexual”.

Por último, aseguran que el hecho de tener una pareja estable no significa que se viva plena estabilidad, así como el mundo de las relaciones afectivas está cambiando mucho. “Cada vez hay más colectivos que reivindican un tipo de relación más libre de mitos y creencias románticas y más naturales como el poliamor, las relaciones abiertas o el intercambio de parejas”, sostiene.

Comenta y se parte de nuestra comunidad