Estrés
Foto Referencial

El estrés, en condiciones normales, es un proceso natural donde el cuerpo humano reacciona de forma automática ante situaciones externas que pueden resultar amenazantes. Este proceso requiere un esfuerzo, tanto físico como mental, para poder hacer frente a la nueva situación. No obstante, si no sabemos gestionar estas emociones, puede afectar a nuestro bienestar personal e incluso a nuestra salud.

¿Cuáles son los síntomas del estrés?

Los signos del estrés pueden ser muy variados, y puede manifestarse de diferentes maneras. En este sentido se distinguen 4 tipos: cognitivos, emocionales, físicos y de conducta.

En líneas generales, el estrés no siempre es negativo y terrible, solo hay que saber  dosificarlo, gestionarlo y detenerlo, para poder recargar nuestras baterías energéticas.

Si el estrés aparece, es porque tiene una función, así lo explican Elena Mendoza y Carmen Castro, autoras de «Quiero aprender a gestionar mi estrés», quienes aseguran que el estrés es un mecanismo fisiológico cuyo objetivo es el de adaptarnos a los nuevos retos.

Síntomas del estrés

  • Cognitivos: problemas de memoria, dificultad para concentrarnos, pensamientos negativos y repetitivos, ansiedad y una autocrítica constante.
  • Emocionales: mal humor, irritabilidad, incapacitación para relajarse, sentimiento de soledad, e incluso depresión, si el estrés se ha convertido en algo crónico (cuando no somos capaces de relajarnos y estamos en alerta constante).
  • Físicos: músculos contraídos, dolor de cabeza y/o estómago, dificultades para respirar, taquicardias, problemas sexuales, pérdida o aumento de peso, problemas menstruales y acné o eczemas en la piel.
  • Problemas de conducta derivados del estrés: dificultades para hablar o expresarnos correctamente, llanto repentino o risa nerviosa, e incluso el aumento del consumo tabaco o bebidas alcohólicas.

Para convertir el estrés en un aliado, ten en cuenta estas recomendaciones:

Foto Referencial
  1. Hazte preguntas. ¿Qué sientes en tu cuerpo? Qué observas a tu alrededor? ¿Cómo reaccionan los demás? ¿Cuándo empezaste a sentirte de una forma determinada? ¿Cómo te comportas cuando sientes emociones específicas? ¿La forma en la que otros te perciben coincide con tu propia percepción?
  2. Identifica a tus apoyos. Pueden ser tus amigos o familiares, para que puedas desahogarte y ayudarte a conseguir respuestas. Seguramente cuando lo conversas hay algo que puedas aprender de ellos. Sentirnos solos o incomprendidos cuando estamos estresados puede hacer que la situación empeore, así que busca ayuda en estas personas
  3. Descubre tus “escapatorias”. Existen técnicas básicas que puedes hacer en el momento para calmarte. Por ejemplo, puede ser que descubras que tu tensión se relaja si escuchas música, haces ejercicio, respiras profundamente o te tomas al menos 5 minutos en tu trabajo.
  4. Escribe un diario. Puede ser digital o físico. Un diario te proporciona un lugar seguro para reflejar tus sentimientos, necesidades y cómo te encuentras. Simplemente el hecho de sacar fuera lo que te ocurre, a través de la escritura puede ser relajante para ti, pero el diario también te puede ayudar a identificar patrones en tu comportamiento, con lo que podrás realizar cambios positivos más fácilmente.
  5. Realiza nuevas actividades. Nuevas amistades y actividades puede romper patrones antiguos y ampliar tu perspectiva ante la vida y mejorar tu bienestar laboral. De esta manera, cuando tu perspectiva cambia puede que sientas menos ansiedad sobre tu situación o descubras nuevas formas de abordar tus circunstancias
  6. Crea una buena estructura de autocuidado. Autocuidado básico, tales como comer bien o dormir bien mejora drásticamente en tu regulación emocional.

Puede que no elimines todos los eventos estresantes de tu vida, pero elige como reaccionas ante ellos, la inteligencia emocional es algo que evoluciona, y tu puedes hacerte más consiente en este continuo proceso de aprendizaje llamado vida.

Lea También: Sentimientos encontrados: retrasar una decisión no siempre es malo

Con Información: Abc.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad