El yoga ayuda a mejorar la depresión(5)
imagen referencial

El yoga es una gran herramienta para reducir el estrés y mejorar los síntomas depresivos. Solo lo saben quienes lo practican y cada vez hay estudios que lo corroboran. Te contamos porqué ayuda a la depresión.

Cuando se comienza a practicar yoga, la mayoría de personas se sienten mejor.

Si lo has practicado, sabrás que la combinación de las posturas, el trabajo con la respiración y la relajación, te permiten recuperar aunque sea por un rato la tranquilidad, la aceptación del presente y la sensación de estar más centrado y a gusto en tu cuerpo.

EL yoga aumenta los niveles de GABA asociados a un mejor ánimo

Esta es una posible vía por la que el yoga podría ayudar a reducir los síntomas de depresión.

El ácido gamma-aminobutírico (GABA) es un neurotransmisor cerebral que actúa sobre el sistema nervioso central inhibiéndolo y reduciendo la excitabilidad.

Unos niveles bajos de GABA se relacionan con insomnio y con diferentes trastornos del ánimo, como la ansiedad, la tristeza y depresión. También se han asociado con la esquizofrenia.

Según un estudio de la Universidad de Boston, publicado en The Journal of Alternative and Complementary Medicine:

Practicar yoga aumenta los niveles de GABA durante varios días en las personas que padecen depresión.

Los investigadores creen que el aumento se produce por la estimulación del sistema parasimpático que se logra con la combinación de posiciones y trabajo respiratorio del yoga.

Para realizar el estudio se dividió a 30 pacientes diagnosticados con depresión en dos grupos.

Ambos grupos practicaron asanas de yoga Iyengar combinadas con un trabajo de respiración en sesiones de 90 minutos y luego sesiones de 30 minutos en casa.

Un grupo realizó tres sesiones guiadas por semana y cuatro sesiones en casa, mientras que el otro realizó solo dos guiadas y tres en casa, en ambos casos durante tres meses seguidos. Concretamente la práctica que llevaron a cabo fue:

  • En las sesiones guiadas (90 minutos): 60 minutos de asanas de hatha yoga + 10 minutos de relajación + 20 minutos de respiración consciente guiada por audio (5 respiraciones por minuto, sin retención de aire, igualando la inspiración y la espiración)
  • En las sesiones en casa (30 minutos): 15 minutos de asanas de hatha yoga + 15 minutos de respiración consciente guiada (la misma pauta que en la sesión guiada)

Se sometió a los participantes a resonancias magnéticas al inicio y al final del periodo de estudio.

Luego, se les pidió que respondieran a cuestionarios para evaluar sus síntomas depresivos.

Los exámenes por resonancia magnética revelaron que los niveles de GABA aumentaba en ambos grupos, sin diferencias significativas entre ellos.

Lo que se vio es que:

El aumento se mantenía hasta 4 días después de la última sesión practicada, pero que a los 8 días el aumento dejaba de ser significativo.

Concluyendo, es que la práctica regular de yoga puede ayudar a elevar los niveles de GABA.

Sin embargo, se necesita una práctica regular para mantenerlos elevados. Eso sí, una sesión de yoga de 90 minutos por semana es suficiente para conseguirlo.

Con información de: https://www.cuerpomente.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad