madrid
Foto Referencial

Madrid atrae a turistas franceses y alemanes, pese a la pandemia en la ciudad española, al parecer que se han relajado las medidas anticovid-19.

Aparentemente se ha corrido la voz entre los turistas foráneos, quienes disfrutan más de las copas al sol con los amigos.

Son pasatiempos poco frecuentes y hoy en día parece que la capital española, se ha convertido en un refugio para jóvenes turistas de Francia y Alemania.

Es muy deprimente estar en un país en el que no hay nada abierto. Hay toque de queda desde las 6 AM y ni siquiera puedes ver a tus amigos, dicen jóvenes franceses.

Aseguran además que las cafeterías están cerradas y no se puede salir con nadie, por las medidas de cuarentena para contener el covid-19.

En Madrid las restricciones por coronavirus son menos estrictas que en otras partes de Europa, como resultado negativo en la prueba PCR se puede entrar a España.

Y que actualmente no hay cuarentena obligatoria, por eso algunos dicen que en España tienen sol y califican de fantástico y un sueño hecho realidad compartir en Madrid.

Un sueño también coinciden los turistas alemanes que además son estudiantes y pasan días en Madrid, planeando el día con amigos.

Aun sabiendo que Alemania aconsejaba su población que evite viajar a países de alto riesgo.

Dicen los jóvenes alemanes que de alguna manera se sienten mal, porque están viajando y los demás están confinados.

Madrid sirve de distracción para turistas foráneos

Cuando se supone que no se puede viajar en este momento por la pandemia del covid-19, pero tampoco creen que puedan quedarse encerrados en casa durante todo un año.

Dicen que quieren conocer el mundo mientras sean jóvenes, y es por ello que la policía de Madrid a veces tiene que desmantelar fiestas ilegales tras el toque de queda.

Donde han conseguido personas que ignoran las restricciones e incurren en la propagación del virus,  en fiestas organizadas por jóvenes turistas franceses.

Las multas por infracciones a la pandemia, tienen un mínimo de 600 € y las autoridades españolas están en contacto con sus homólogas francesas.

Las fiestas ilegales preocupan a los doctores ya que las atribuyen al aumento de las infecciones por covid-19.

Los jóvenes piensan que se puede ser responsable y disfrutar de las libertades de la vida. 

Dicen que se hace las pruebas PCR y que usan la mascarilla cuando les toca, así como también que no quieren molestar a los españoles.

Con información de www.dw.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad