Imagen referencial

Desde la cuarentena, la espalda parece nuestra mochila donde cargamos las tensiones a fin de que no molesten, y es posible que desemboque dolor. ¿Cómo liberarla?

El estado de la espalda, el número de puntos o zonas dolorosas, proporciona información sobre el estado general de salud

El dolor lumbar no es una enfermedad, sino una señal de alarma de los desequilibrios del cuerpo.

La espalda es aquella voz que nos avisa cuando algo no va bien. 

Primero lo hace de manera suave, con sensaciones desagradables que desaparecen simplemente descansando. 

El estilo de vida occidental, excesivamente sedentario, en el que las personas se pasan muchas horas sentadas en el trabajo o en el sofá de casa, dan una pista de hacia dónde enfocar el cambio de hábitos.

¿Por qué no duele la espalda?

Estas pueden ser las posibles causas:

  • Los discos intervertebrales se desgastan con el paso de los años.
  • Las vértebras se desajustan, irritan las raíces nerviosas y provocan dolor.
  • Los músculos contracturados, por ejemplo esos nudos que podemos sentir al recorrer la base del cuello.
  • Los tendones acusan el estrés de los movimientos repetitivos o de los ligamentos que sufrieron un esguince por una sobrecarga de trabajo.

Ejercicios para aliviar el dolor de espalda

Los siguientes ejercicios están diseñados para aliviar la tensión acumulada en la musculatura de la espalda.

Es más conveniente realizarlos después de hacer la rutina de tonificación o al acabar la jornada laboral.

1. Liberar la tensión ¡Perfecto para aliviar el dolor de espalda!

  1. Colócate de pie, doblamos el tronco y dejamos la espalda relajada e inclinada completamente hacia delante.
  2. Levantamos un brazo lateralmente y lo dejamos caer, luego lo hacemos con el otro.
  3. Así lo repetimos 5 veces. Los hombros y la musculatura que envuelve los omóplatos lo agradecerán.

2. Relajar las lumbares ¡Mejora tu espalda baja!

Esta postura es conocida en el mundo del yoga como el Gato. Para realizarla:

  1. Ponte de rodillas, con los brazos extendidos y las manos apoyadas en el suelo. El objetivo es estirar la columna vertebral, la musculatura y otros tejidos que la mantienen unida.
  2. Arquea la espalda hacia arriba de forma convexa, inspirando.
  3. Luego bajamos hasta formar una curva cóncava, mientras expulsamos el aire.

3. Abrir las escápulas

Puedes realizarlo de la siguiente manera:

  1. Puedes realizarlo de pie o en posición sentada, tirando ligeramente con la mano del brazo estirado.
  2. Insistimos en la importancia de atender a la tensión e intentar respirar literalmente a través de los tejidos que se estiran.

4. Estirar los costados

  1. Esta de pie, con las piernas separadas y cada mano agarrando el codo contrario.
  2. Inclínate lateralmente, espirando el aire con lentitud al bajar.
  3. Vuelve a la posición inicial y al hacerlo llena tus pulmones.
  4. Sin moverte del sitio, repite el ejercicio hacia el otro lado.

Lea también: Rutinas de CrossFit para ejercitar espalda y brazos

Con información de: https://www.cuerpomente.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad