pulso
Foto Referencial

Matemáticamente si se calcula 365 días, entre 24 horas, entre 60 minutos, se puede calcular la expectativa de vida una persona, en cuanto a su pulso.

Precisa el Dr. Juan Carlos Méndez, especialista en medicina antienvejecimiento, quien señala que 80 latidos del corazón por minuto en reposo, es una expectativa de vida de 71 años de edad.

Refiere que una persona con insuficiencia cardíaca que tenga 100 latidos por minuto, tendrá una expectativa de vida entre 60 y 65 años de edad.

Pero si se trata de un deportista de alta competencia, que hace ejercicio, se cuida y entrena su corazón, cuyos latidos estén por debajo de 50 por minuto, tendrá una expectativa de vida de más de 120 años de edad.

«Tengo un atleta que su expectativa de vida es de 166 años de edad, porque tiene 40 latidos por minutos», afirma el Dr. Méndez.

Explica que cuando se habla de la salud cardiovascular se toma en consideración que la primera causa de muerte son los infartos.

Expectativa de vida se acorta con falta de mantenimiento del corazón

«Esto se debe a que el corazón al trabajar tanto y al no darle el mantenimiento adecuado, generalmente ocurren fallecimientos prematuros», dice el Dr. Méndez.

El especialista en medicina antienvejecimiento indica que la expectativa de vida antes del siglo 21, era de 120 años y en la actualidad es 78 años en promedio.

Por la incidencia además de las enfermedades crónicas e infecciosas.

«Hay que tomar en cuenta que un corazón normal, atlético, late aproximadamente entre 60 y 90 latidos por minuto, con volumen de eyección de 80 ml», precisa el Dr. Méndez.

Mientras que una persona normal, con deficiencia que puede tener taquicardia, tiene 90 pulsaciones por minuto, con poca eyección de menos 50 ml.

En cuanto a un corazón atlético, que está entrenado, «late mucho más y tiene una eyección de 100 ml por cada latido», detalla el Dr. Méndez

Al señalar que su frecuencia cardíaca va a bajar de manera fisiológica por debajo de 50 latidos por minuto en reposo.

Dice que los estudios han demostrado que una persona puede vivir aproximadamente 3 mil millones de latidos toda la vida y se muere.

Para lograr una expectativa de vida prolongada, recomienda además de una alimentación balanceada en Omega 3, hacer de 3 a 6 de ejercicio a la semana, con una duración de 30 minutos o dos horas diarias.

«De manera que el corazón se readapte fisiológicamente y esté en capacidades óptimas de funcionamiento», aconseja el especialista.

El Dr. Juan Carlos Méndez, coloca a disposición su cuenta en Instagram @doctorantivejez para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Comenta y se parte de nuestra comunidad