hipermetropía atusaludenlinea
Foto cortesía

La hipermetropía es uno de los defectos de refracción, donde la imagen que vemos no se enfoca en el plano de la retina sino detrás, ocasionando que necesitemos un mayor esfuerzo para enfocar.

Lea también: Las graves consecuencias de un golpe en los testículos

“Los que la sufren suelen ser pacientes cuya dificultad se manifiesta más significativamente en la visión de cerca, donde el esfuerzo es mayor. En los niños, dado que sí que pueden realizar muchas veces el esfuerzo requerido, aunque este sea significativamente alto, se hace visible por lo que llamamos astenopia o dolores de cabeza, sobre todo al final del día o al realizar las tareas escolares”, afirmó a CuídatePlus Carlos Laria Ochaita, director de la Unidad de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo de Clínica Baviera.

En la infancia, según el experto, “la hipermetropía es muy frecuente y esto es debido a que los ojos de los niños son más pequeños que los de los adultos. En muchas ocasiones, a medida que el niño va haciéndose mayor, aumenta la longitud anteroposterior del ojo y disminuye o desaparece la hipermetropía. Sin embargo, esto no es siempre así y un niño con hipermetropía alta puede quedar hipermétrope toda la vida”.

“Para que un niño no tenga que llevar gafas cuando sea adulto tiene que tener al nacer una hipermetropía aproximada entre cuatro y cinco dioptrías, las cuales durante el periodo del desarrollo van disminuyendo hasta acercarse a la normalidad. Es lo que llamamos hipermetropía dentro de márgenes fisiológicos y que podemos considerar como normal, salvo que el niño presente problemas de dolores de cabeza asociados al esfuerzo visual, que es cuando corregiremos parcial o totalmente dicha graduación en espera de que vaya bajando con el desarrollo”.

Según los expertos, la hipermetropía puede ir asociada también a la aparición de una desviación de los ojos condicionada en todo o parcialmente por dicho exceso de esfuerzo visual.

El oftalmólogo del Hospital de Fuenlabrada describe que si la hipermetropía no es muy alta, el paciente solo manifestará síntomas cuando realice esfuerzos visuales prolongados (lectura, trabajo con ordenador, atender en clase…).

“A veces los síntomas pueden ser parecidos a los del astigmatismo. Por eso es importante que estos pacientes sean estudiados por un oftalmólogo y que, además, se les realice una exploración oftalmológica completa, incluyendo la dilatación pupilar con colirio ciclopléjico (cicloplejia)”.

Hipermetropia síntomas y Causas | Educándose En Línea


Para el experto, “sería recomendable que durante el primer año de vida todos los niños fueran valorados para descartar cualquier alteración congénita y conocer su estado refractivo, para poder, hasta cierto punto, considerar su evolución en el futuro. Evidentemente esta revisión será inmediata en caso de que el pediatra note cualquier alteración, incluso y especialmente aunque sea de recién nacido. Aparte de todo esto, cualquier situación como frotarse los ojos, dificultades al leer, entornar los ojos, dolores de cabeza, etcétera, debe ser valorada por el especialista”.

La hipermetropía no tiene prevención. Lo único que deben hacer es el desarrollo de una ambliopía mediante un diagnóstico precoz de la enfermedad.

Primer plano de un niño con las pupilas dilatadas.

“No existe ningún método hasta la fecha que aporte datos científicamente validados para prevenir ni su aparición ni su evolución, si bien recordemos que la evolución de la hipermetropía no es hacia el aumento sino hacia la disminución, pero dentro de unos márgenes y en las edades del desarrollo. Por ello, cuando esta hipermetropía es muy alta, aunque con la edad disminuya, no va a poder ser eliminada en su totalidad y precisará de su corrección con métodos ópticos que posibiliten un correcto desarrollo visual”.

La cirugía refractiva es otra alternativa para aquellos pacientes hipermétropes adultos que no deseen usar gafas.

Comenta y se parte de nuestra comunidad