Sexo durante el embarazo
Foto Referencial

Si has oído del masaje del Yoni, se trata de una experiencia tántrica centrada en el órgano sexual femenino que puede provocar un intenso placer a la mujer y uno de los orgasmos más intensos.

Lea también: Las graves consecuencias de un golpe en los testículos

La palabra Yoni significa «espacio sagrado» o «templo sagrado» en alusión a la vagina; es el equivalente al Lingam en los hombres. Esta atractiva posibilidad que nos ofrece el sexo tántrico favorece las relaciones de pareja, aumentando emociones y los sentidos de ambos.

Al practicar este masaje con tu pareja puedes llegar a experimentar sensaciones que conllevarán mejores resultados en las relaciones sexuales.

La mujer debe acostarse y posicionarse cómodamente con una almohada bajo la cabeza, para poder ver la zona de sus genitales. Asimismo, al colocar otra almohada en la cintura se aumenta el placer.

sexo tántrico orgasmo mujer
Foto cortesía

Las piernas de la mujer deben estar abiertas y las rodillas flexionadas. De este modo, quien realiza el masaje puede colocarse entre sus piernas en posición de loto o arrodillado y tener un completo acceso a su Yoni.

Pasos del masaje del Yoni


El primer paso es verter aceite o lubricante en el monte de venus de la mujer para que resbale hasta llegar a los labios externos, los cuales deben ser masajeados con movimientos hacia arriba y hacia abajo mediante los dedos pulgar e índice. Seguidamente, pasaremos a los labios internos, realizando el mismo deslizamiento.

Es en este momento, cuando se podrá llegar al punto G y pasar a masajearlo en círculos, adelante y atrás, y de lado a lado.

Si se desea, también puede introducirse al mismo tiempo el dedo anular para una mayor sensación de placer. Además, mientras tanto se puede seguir masajeando con el pulgar el clítoris o, incluso, otras partes del cuerpo.

“Generar un clima agradable”


El ambiente debe ser íntimo, confortable y agradable. Es un momento especial para ti y tu pareja y, por tanto, debéis sentiros conectados y unidos plenamente. Para ello, el lugar dónde se realice debe ser conocido por ambos y debe estar a una temperatura adecuada. Un baño previo puede favorecer los resultados, así como son importantes los besos, los masajes y las miradas entre ambos antes de empezar con el masaje.

Beneficios


Con este masaje puede reducirse el dolor pélvico, ya que al masajear el músculo pélvico desde el interior y por la superficie se libera tensión y se reduce el dolor.

Con información de: Objetivo Bienestar

Comenta y se parte de nuestra comunidad