Foto cortesía

Correr más rápido es uno de los objetivos principales de muchos corredores. Los entrenamientos de series de carrera y cambios de ritmo contribuyen a mejorar la velocidad. Sin embargo, existen otros elementos fundamentales como ejercicios con saltos y los ejercicios pliométricos que influirán en la velocidad.

Los ejercicios pliométricos mejoran la potencia de los músculos. Son entrenamientos potentes que vienen precedidos de un estiramiento muscular. 

Algunos de los ejercicios pliométricos con saltos que puedes aplicar para mejorar son:

Zancadas alternas con salto:Deberás colocarte en la posición de zancada tradicional, con las rodillas de la pierna delantera y trasera flexionadas a 90 grados y la espalda erguida. Al cambiar de pierna, en vez de dar un paso hacia delante o hacia atrás, darás un salto desde la posición más baja.

Sentadillas con salto: Abre tus piernas a la anchura de las caderas y baja hasta llegar a una sentadilla profunda. Desde la posición más baja, impúlsate hacia arriba y cae con la punta de los pies, asegurándote de flexionar muy bien las rodillas.

Saltos al cajón: Para este entrenamiento, necesitarás un cajón que deberás asegurar muy bien en el suelo para evitar accidentes. Te pondrás frente a él, flexionarás las rodillas y te impulsarás desde abajo para saltar con las dos piernas a la vez y subir al cajón. Si estás comenzando, es recomendable hacer este ejercicio con baja altura.

 Los ejercicios pliométricos contribuirán a mejorar el consumo de oxígeno máximo, a ser más eficientes durante una carrera y a evitar posibles lesiones.

Con información de: https://www.vitonica.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad