imagen referencial

La menopausia es capaz de afectar a la salud cardiovascular, metabólica y ósea de las mujeres, de igual manera su estado de ánimo y a su calidad de vida general. Te recomendamos una serie de ejercicio físico que te puede ayudar.

La actividad física es importante para mantener un buen estado de salud a cualquier edad, y aún más en una etapa tan importante y de tantos cambios en la vida de la mujer como es la menopausia.

Las claves del ejercicio durante la menopausia

Los cambios hormonales causados por la menopausia debido a la menor producción de estrógenos afectan a la calidad de vida de las mujeres y a su salud cardiovascular, metabólica y ósea.

Tomando en cuenta que, algunas veces pueden ocurrir sofocos y cambios en la composición corporal, generalmente con un aumento del peso y de la grasa abdominal.

  • El ejercicio físico ayuda a evitar este aumento de peso. Hay que recordar que la obesidad es un factor de riesgo de desarrollar diversas enfermedades como diabetes, hipertensión, algunos tipos de cáncer o problemas óseos y articulares.
  • También funciona para fortalecer los huesos, ya que puede retrasar la pérdida de ósea que ocurre con la menopausia. Así, puede reducir el riesgo de osteoporosis y fracturas de huesos.

Qué tipos de ejercicio es mejor

El ejercicio aeróbico, se conoce como cardio, es el más recomendado para las personas adultas.

En este tipo de ejercicio movemos grandes grupos musculares, que se contraen de forma rítmica, y suele requerir un incremento en nuestro consumo de oxígeno.

Algunos ejemplos de este tipo de actividad física son caminar, correr, nadar e ir en bicicleta.

  • Se recomienda hacerlo al menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada.
  • Realizar como mínimo entre 75 y 150 minutos de actividad física aeróbica intensa.
  • Una combinación equivalente de actividad de intensidad moderada y vigorosa.

Con información de: https://www.sabervivirtv.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad