trastornos del desarrollo
Foto Referencial

Por el confinamiento a causa del covid-19, ha disminuido la detección temprana de casos trastornos del desarrollo en niños.

Así lo asegura, Rusdeiba Agelvis, directora del Centro Terapias del Desarrollo y especialista de trastornos del desarrollo.

Refiere que el trastorno de desarrollo comúnmente se presenta en niños de 1 a 3 años de edad, por la justificación continua de los padres, en cuanto al señalamiento de debilidades de los niños

Por ejemplo, cuando se le da a un niño de cinco o seis meses, un teléfono celular y se pretende que el niño agarre el dispositivo y lo eleve y esto no suceda.

«Los padres alegan que los niños no lo hacen, porque el celular está ocupado todo el día porque hacemos teletrabajo», afirma Agelvis.

Señala que otro ejemplo emblemático es cuando los padres dicen «él no se golpeó, porque lo tengo mucho tiempo en el corral».

Hay pequeñas justificaciones, sobre lo tardío en la compresión de las habilidades y «resulta que nuestro desarrollo es previsible, un proceso dinámico-continuo».

Sostiene la especialista que no se debe voltear a ningún niño, porque el mismo se tiene que voltear solo a los 6 meses de edad.

«Cuando esto no esté presente, los padres deben notificarlo al pediatra», para el diagnóstico de un trastorno del desarrollo, dice Agelvis.

Resalta que actualmente los padres han dejado de llevar a los hijos con los especialistas por el confinamiento o sino piden atención online.

Trastornos del desarrollo se observan desde primeros años del niño

«El pediatra no tiene la oportunidad de ver lo que está sucediendo y hay niños con dos o tres años, con alteraciones visibles del desarrollo», sostiene Agelvis.

Hace énfasis que el bebé que pasa  los 6 meses de edad, que sube una sola mano, no es que sea dominante, asegura la especialista de trastornos del desarrollo.

«La dominancia y lateralidad no se espera tan temprano. Si sube constantemente una mano para para tomar un objeto es una señal de alerta en el área motora», afirma Agelvis.

Alerta que si el niño tiene 9 meses y todavía no se ha colocado en 4 puntos para iniciar el gateo y si por el contrario se desploma o se va hacia un lado, es una señal de trastornos del desarrollo.

«Porque está teniendo dificultades para mantenerse en extensión de tronco y eso es lo que le va a permitir mantenerse de pie más adelante», indica Agelvis.

Al señalar que no es bueno que el niño tenga que arrastrarse y pararse, porque se está saltando el gateo y esto traerá consecuencias.

Luego, precisa que cuando los niños tienen 24 meses cumplidos,  en ese tiempo y no tenga al menos 20 palabras aisladas.

O que toma la mano de su papá como extensión de la suya, para tomar un objeto, son grandes señales de trastornos del desarrollo.

«Se detecta que algo está pasando y hay que ir al centro de estimulación más cercano, para verificar cómo está el desarrollo del niño», indica la especialista.

Por lo que destaca que los primeros 1.000 días del desarrollo son cruciales de lo que se espera adelante.

Rusdeiba Agelvis, directora del Centro Terapias del Desarrollo y especialista de trastornos del desarrollo, coloca a disposición su cuenta @terapiasdeldesarrollo en Instagram para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Comenta y se parte de nuestra comunidad